Denuncian el retraso de 10 meses para arreglar el ascensor de la estación de Calafell

La compañía argumenta la dificultad para encontrar la pieza unido a la situación de pandemia

José M. Baselga

Whatsapp
Hace unos días el ascensor vuelve a funcionar.

Hace unos días el ascensor vuelve a funcionar.

El pasado enero uno de los ascensores de la estación de Renfe de Calafell sufrió una avería que lo dejó fuera de servicio. Y no ha sido hasta hace unos días que vuelve a funcionar. Son más de diez meses fuera de uso, con la consiguiente afectación para las personas con movilidad reducida.

La Federación ECOM,  impulsada por personas con discapacidad física, la Associació per a la promoció del transport públic (PTP) y Catalunya Camina, han denunciado la situación.

Señalan que la falta de agilidad para reparar averías «comporta que la cadena de accesibilidad del servicio se rompa y este transporte deja de ser utilizable para muchos grupos de población». Como personas con discapacidad, de edad avanzada, con lesiones temporales o quien llevar carritos de niño.

Los meses para reparar la avería de Calafell han servido de ejemplo para reclamar agilidad en situaciones similares en toda la línea de Cercanías. Dejar sin servicio tanto tiempo supone «una vulneración del derecho a la movilidad y situaciones de discriminación y exclusión social».

Una pieza

Renfe asegura que ante cualquier incidencia intenta intervenir de manear rápida. En el caso del ascensor de Calafell explica que ha coincidido la dificultad de encontrar y recibir  la pieza para la reparación y la situación de pandemia. Una vez se ha podido tener el material necesario se ha reparado de la manera más rápida.

En estos meses muchos usuarios de Calafell han denunciado la situación.  ECOM advierte que las averías entorpecen también a quien debe llevar objetos voluminosos como bicicletas o maletas. Una situación «desincentiva la opción del tren en detrimento del vehículo privado».

Reclaman que retrasos como el de Calafell no se repitan. Pero advierten que es un riesgo ante lo que consideran «olvido sistemático y descapitalización de un servicio básico para los ciudadanos» y que muestra «la falta de voluntad política y técnica de Rodalies de Catalunya, de la Generalitat  y del Ayuntamiento del municipio».

No es aislado
Las entidades denunciantes señalan que el problema de Calafell «no es un caso aislado. En los últimos años hemos encontrado situaciones similares en diversas estaciones».

Lamentan que estaciones, teóricamente adaptadas, en la práctica no sean accesibles por la demora injustificada en la solución de averías. Las entidades que trabajan para reclamar una igualdad de derechos de las personas con discapacidad, exigen una revisión de los protocolos de intervención para que estos casos de averías tengan una solución efectiva en 24 horas.

Noticias relacionadas:

La reparación del ascensor de la estación de Calafell ya tiene fecha

Lleva demasiado tiempo fuera de servicio por una avería. Los usuarios del tren que utilizan la estación de Calafell tienen que acceder o salir de los andenes por las escaleras, lo que supone un problema para las personas con movilidad reducida.

Un vecino de Calafell denuncia con vídeos las barreras que encuentran las personas con discapacidad

El pasado miércoles se quedó atrapado en el ascensor que debe salvar las escaleras del paso bajó la vía del tren en la calle Sant Pere de Calafell. "Ya dije al Ayuntamiento que hiciesen una rampa porque así puede subir todo el mundo. Con un ascensor si se estropea no sube nadie".

Temas

Comentarios

Lea También