Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian los robos en camiones de reparto en Calafell

Las empresas repartidoras consideran que son bandas organizadas las que saquean los vehículos

José M. Baselga

Whatsapp
Las zonas de carga y descarga están en la avenida paralela a la vía del tren.

Las zonas de carga y descarga están en la avenida paralela a la vía del tren.

En una ocasión un coche particular escoltó a la furgoneta de reparto. La seguía de cerca, de forma anónima. Cuando el repartidor descargó y se dirigió a pie hacia el paseo marítimo de Calafell, era cuestión de esperar. A ese camión le habían robado género hasta en tres ocasiones. «Entonces aparecieron tres hombres. Iban con auricular para comunicarse entre ellos. Uno controlaba al repartidor. Otro al vehículo de reparto. Llegó una furgoneta y vaciaron el camión».

Quien lo explica es Josep Riera, gerente de Distribucions Baix Penedès. La empresa es una de las que realiza el reparto de bebidas a los locales de hostelería en Calafell y otros municipios de la comarca. Desde principios de año vuelven a sufrir numerosos robos en camiones y furgonetas en la localidad.

14.000 euros
Hace años ya sufrieron una oleada de robos. Pero otra vez, desde el 8 de febrero, los camiones de reparto de la empresa han sufrido hasta cuatro robos. El valor de lo sustraído es de 1.000 euros. Desde 2013 los robos le han supuesto 14.000 euros. Han sufrido saqueos en Calafell vehículos de diferentes empresas.

Las empresas de reparto se quejan de la inseguridad.


Los robos no son sólo de algunas botellas. Los asaltantes se han llevado hasta barriles de cerveza de 30 litros. Esa cantidad de material y la infraestructura necesaria para  perpetrar el robo hace temer que los asaltos vayan a cargo de bandas organizadas.

Mercado negro
El material robado posteriormente lo colocarían en locales a un precio mucho más reducido. Entonces ya es difícil hacer un seguimiento.
Distribucions Baix Penedès y otras empresas del sector han presentado numerosas denuncias en los Mossos d’Esquadra. Pero también piden medidas de seguridad al Ayuntamiento de Calafell.

El municipio prohibe el acceso de camiones de reparto y furgonetas a la zona peatonal y al paseo marítimo. Todos los vehículos deben quedar en la avenida Jaume Soler, paralela a la vía del tren. Desde allí los repartidores llevan las cajas y bidones en carritos.

Los repartidores piden poder dejar los vehículos junto a la cofradía.

Es en ese intervalo cuando los ladrones aprovechan para saquear las cargas. De todo tipo. Hace unas semanas el robo fue en una furgoneta de congelados. Los ladrones segaron el cierre con una cizalla.

Las empresas de reparto piden medidas de seguridad para sus vehículos. Sobre todo reclaman poder volver a acceder a la zona peatonal y el paseo marítimo. Señalan que junto a la cofradía de  pescadores hay espacio para dejar los camiones durante el reparto.

No hay marcha atrás
Hace años ese punto ya se usaba para estacionar las furgonetas hasta que el Ayuntamiento lo prohibió. Y no volverá a permitirlo, como dice el concejal de Vía Pública, Juan José García (PP). 

«Sería un atraso volver a dejar entrar camiones de reparto al paseo marítimo. Rompían las baldosas y el suelo quedaba sucio, además de suponer un peligro que haya movilidad de furgonetas en una zona peatonal», afirma. García añade no tener constancia de tantos robos.

Explica el concejal que hace años se propuso crear una zona de descarga delimitada y cerrada desde la que poder hacer el reparto «pero las empresas la rechazaron ya que dijeron que quedaba lejos». El concejal explica que se ampliaron las zonas de carga y descarga en toda la avenida Jaume Soler para facilitar el acceso a cualquier punto del paseo marítimo.

Los repartidores insistirán para poder acceder al paseo marítimo. «En unas horas muy concretas y nos comprometemos a limpiar la zona si queda sucia.  Los camiones de hoy son más modernos y no pierden aceite». Las empresas explican que la prohibición de acceder a núcleos peatonales se repite en otros pueblos, donde tomaron la decisión de no repartir hasta poder volver a entrar en una zona peatonal.

Temas

Comentarios