Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desvalijan la caja fuerte de un chalet de Cambrils tras atar y amenazar al matrimonio

Entraron dos personas encapuchadas rompiendo una ventana.

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los ladrones saltaron al jardín y accedieron al interior de la vivienda por una ventana.  Foto: alba mariné

Los ladrones saltaron al jardín y accedieron al interior de la vivienda por una ventana. Foto: alba mariné

Todo ocurrió en la madrugada del sábado. Dos personas encapuchadas y con acento de la Europa del Este irrumpieron en un chalé de la calle Nantes, en la urbanización de Vilafortuny, muy cerca de la vía del tren.

En su interior, un matrimonio septuagenario dormía ajeno a lo que estaba a punto de ocurrir. Los dos sujetos rompieron con una cizalla las rejas de una ventana y entraron hasta el interior del chalé –no se descarta que hubiera un tercer delincuente esperando fuera y vigilando–.

Llegaron hasta la habitación de esta pareja y no tuvieron miramientos en amenazarles con un cuchillo de grandes dimensiones si no accedían a sus peticiones.

Los ladrones buscaban dinero y objetos de valor y obligaron al propietario a que les abriera la caja fuerte que tenía. Si no accedía a ello, se atenía alas consecuencias: el cuchillo afilado estuvo en la garganta de su esposa.

El hombre accedió a las peticiones de los dos delincuentes, más jóvenes y fuertes que él sin poner en riesgo la vida de su esposa. El botín que se llevaron no ha trascendido, aunque podría ser bastante importante entre dinero y joyas. Otras fuentes señalan que al haber pasado un episodio muy similar, en la casa no hay dinero ni cosas de valor.

Los ladrones ataron al matrimonio y les amenazaron de nuevo antes de salir a la calle y desaparecer sin dejar rastro. Posiblemente huyeron en coche, aunque nadie vio nada.

La pareja pudo llamar al 112 y avisar a los Mossos d’Esquadra, poco antes de las cinco de la madrugada. Estos activaron varias patrullas y también pidieron una ambulancia. Por suerte, las víctimas salieron ilesas de la afilada cuchilla, pero presentaban rozaduras de haber sido atados y un ataquie de ansiedad ante la presencia de los dos desconocidos mientras dormían.

El aviso llegó poco después de las cinco de la madrugada del sábado y desde entonces está recabando información y pistas para localizar a los sujetos.

Segundo robo en siete años
Este matrimonio de septuagenarios ya han pasado un trance similar. En octubre de 2010 fueron cinco delincuentes quienes irrumpieron en este chalé a primera hora de la mañana.

En aquella ocasión su marido, muy conocido en Vilafortuny, no estaba en casa y ella se vio con una pistola en la sien y los delincuentes pidiéndole el dinero que hubiera en el chalé. Junto a ella estaba la señora que la ayudaba a las tareas del hogar.

Antes de ver el arma de fuego, sonó el timbre y ella abrió para ver quién era. Unos hombres le pidieron un cubo de agua justificando que estaban haciendo obras en la calle Niza. Les dejó pasar confiada.

Se la llevaron al comedor, le ataron las manos y le taparon la boca con esparadrapo para que no gritara. Los ladrones obligaron a la mujer a que les indicara dónde estaba la caja fuerte y para ‘convencerla’ de que la cosa iba muy en serio la encañonaron con una pistola en la cabeza.

No se resistió. Les acompañó, abrió la caja y les dejó hacer. Los ladrones cogieron un sobre con dinero (podría haber unos 3.000 euros) y joyas familiares. Sin perder un minuto, dejaron a la señora amordazada en una silla (sin hacerle ningún daño) y salieron por la puerta principal. Fuera, en un coche, les esperaban los otros dos ladrones. Huyeron en coche. El caso sigue sin resolverse.

Comentarios

Lea También