Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenidas en Altafulla tres personas investigadas por robos en viviendas

La Policía Local arrestó a los sujetos en las inmediaciones de la calle Credos este jueves. El primero tiene dos requerimientos de dos juzgados de Barcelona y los otros dos hombres tendrían varios antecedentes

J.Cabré

Whatsapp
El primero de los tres sujetos fue detenido en la calle Credos. FOTO: Google Maps

El primero de los tres sujetos fue detenido en la calle Credos. FOTO: Google Maps

La calle Credos y alrededores es una de las zonas urbanas de Altafulla que refleja en pocos metros cuadrados el boom inmobiliario y la crisis económica que llegó a continuación. Allí hay un conjunto de casas terminadas que se quedaron sin vender y que el numeroso material de obra que contienen es muy goloso para los ladrones. De hecho, muchas de las actuaciones policiales efectuadas por robos con fuerza o hurtos de material se han concentrado en estas calles porque los presuntos delincuentes venían atraídos por el material de obra y el valor económico que podían sacar en una reventa.

Así, una de las patrullas de la Policía Local de Altafulla vigilaba el sector cuando vio que un sujeto de unos 40 años merodeaba por allí sin ser vecino. La gente que reside en este punto de la localidad ya se conoce y los agentes también. Los dos policías le pidieron la documentación y descubrieron que Jorge Q.C., natural de Barcelona pero con residencia desde hace poco en Torredembarra, tenía dos requisitorias de dos juzgados de la provincia de Barcelona. Los agentes detuvieron al sujeto y lo entregaron posteriormente a los Mossos d'Esquadra, que asumieron el caso.

Sin tiempo para hacer más papeleo, una llamada telefónica a la central de la Policía Local de Altafulla explicaba que dos sujetos estaban sacando material de obra de la misma calle Credos. Dos patrullas locales se personaron y pudieron interceptar la furgoneta con los dos hombres en la avenida Marquès de Tamarit (antigua N-340), justo cuando se iban en dirección a Barcelona.

Los dos hombres llevaban la furgoneta cargada con una veintena de puertas de balcones de aluminio que habrían sacado de cuatro viviendas diferentes. Los agentes les imputan a los dos individuos, de los que no se ha facilitado identificación, un delito de hurto porque han accedido a las casas vacías sin forzar nada. Los dos hombres, que están ya en manos de los Mossos d'Esquadra, tendrían varios antecedentes y residen en Torredembarra y Creixell. La furgoneta era de uno de los dos ocupantes.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También