Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido el 'ladrón de pomos' en Vila-seca tras agredir a su abuela

Pedro Anton U.C. está encarcelado en la comisaría de Mossos. Se le atribuye la desaparición de una quincena en dos días

J.Cabré

Whatsapp
La mayoría de pomos sustaídos son de puertas de la calle en el centro histórico de Vila-seca. Foto: LL.Milián

La mayoría de pomos sustaídos son de puertas de la calle en el centro histórico de Vila-seca. Foto: LL.Milián

Pedro Antonio U.L. tiene un largo historial en Vila-seca. Con 28 años está peleado con todo el mundo y busca cualquier cosa que pueda aportarle un dinerillo para comprar droga. Una forma de conseguirlo sería robando pomos de las puertas y con ese latón obtener algunos eurillos (no es un metal caro) para saciar el mono.

Hace un par de días que la Policía Local de Vila-seca iba tras la pista de tan singular ladrón. Una docena de denuncias de vecinos del casco histórico ponían en jaque la capacidad de apresar al autor u autores. Por suerte, ladrones de pomos sólo se conocen dos: David G.I., que está en un centro de desintoxicación (fuera de circulación), y el otro tenía todas las papeletas de ser Pedro Antonio.

Tras dos días de búsqueda y acumulación de denuncias en la comisaría, el viernes se localizó a este vilasecano. Estaba en las inmediaciones de la estación de tren con una mochila a cuestas. Los agentes se acercaron y le pidieron que les enseñara la bolsa, que pesaba menos de 10 kilos, y en ella apareció una quincena de pomos. El botín había sido localizado y el presunto autor, ‘pillado’.

Sin embargo, sólo pudieron confiscarle el material. No estaba demostrado que él hubiera cometido el robo y el valor de los pomos no obligaba a llevarlo a comisaría.

No tardaría Pedro Antonio en estar en el punto de mira de la Policía Local de Vila-seca de nuevo. Esta vez, en las proximidades de la Rambla Catalunya. Un agente local oyó como dos personas se discutían en plena calle y a medida que se acercaba vio que eran él y su hermana, que recibió una patada mientras Pedro Antonio huía del agente tras verlo acercarse.

Ella, harta de la situación, decidió presentar denuncia. El policía la acompañó al CAP, puesto que había recibido una patada de su hermano. Y en el centro de salut, la cosa se complicó. Dentro estaban la abuela y el tío de Pedro Antonio. Ella, de 86 años, con el brazo derecho roto. Él, más joven, con lesiones superficiales. Contusiones. La anciana está ingresada en el hospital. Fue empujada por su nieto y en la caída se fracturó cúbito y radio.

Con el robo de los pomos que le señalaba y la agresión a diferentes integrantes de su familia, la Policía emitió una orden de busca y captura para localizar y apresar a Pedro Antonio.

No tardaron demasiado en localizarlo de nuevo. Fue en la calle Tarragona. Los agentes de la Policía Local detuvieron al vilasecano imputándole un delito de lesiones y añadiendo a las diligencias el resto de acciones que habría cometido.

A media tarde, una patrulla de los Mossos d‘Esquadra se lo llevó a la comisaría de la avenida Pere Molas y allí continúa a la espera de pasar a disposición judicial. Mientras, la Policía Local ha ido devolviendo las cerraduras a las víctimas de este robo con fuerza y de paso ha resuelto un caso que empezaba a complicarse.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También