Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenidos por vender droga a turistas en su piso de Salou

La puerta de su piso estaba muy blindada y también tenían protecciones especiales en las ventanas

Àngel Juanpere

Whatsapp
Dos vehículos de los Mossos d´Esquadra en la calle Osca, donde se hizo el registro. Foto: mossos d´esquadra

Dos vehículos de los Mossos d´Esquadra en la calle Osca, donde se hizo el registro. Foto: mossos d´esquadra

Dos ciudadanos senegaleses fueron detenidos por los Mossos d’Esquadra en Salou acusados de vender droga en su piso, principalmente a los turistas que captaban en la calle pero también a residentes en la localidad. La puerta de acceso a la vivienda estaba fuertemente blindada, por lo que los agentes tuvieron trabajo para derribarla. Una vez dentro decomisaron principalmente marihuana y hachís, y en menor medida anfetaminas. Se sospecha que los inquilinos tuvieron tiempo de desprenderse de la droga antes de que los agentes pudieran acceder al interior.

La investigación se inició hace un mes por parte de agentes adscritos a la Unitat d’Investigació de la comisaría de los Mossos del Tarragonès a raíz de las quejas de los vecinos de la zona –muy cercana a la concurrida calle Carles Buïgas– y también de los locales de ocio cercanos. Los agentes, gracias a los seguimientos de los movimientos de los sospechosos, vieron que captaban a sus clientes en la calle, principalmente extranjeros de vacaciones en la capital de la Costa Daurada. Una vez establecido el contacto, los llevaban hasta su piso –situado en la cercana calle Osca– donde tenían la droga y la suministraban. También había algunos clientes locales, que acudían directamente al piso.

Durante el mes de seguimiento, los Mossos localizaron a los dos sospechosos, dos ciudadanos naturales de Senegal. También identificaron a diferentes compradores. Finalmente, y con autorización judicial, a las seis de la mañana del pasado miércoles decidieron acceder al domicilio. Agentes del Àrea Regional de Recursos Operatius (ARRO) se encargaron de echar a tierra la puerta. Para ello tuvieron trabajo ya que estaba muy bien blindada. Ello seguramente propició, según creen los investigadores, que los dos senegaleses tuvieran tiempo de desprenderse de parte de la droga, a pesar de que estaban dormidos en el momento de iniciar la intervención policial.

Una vez dentro, los agentes registraron totalmente el domicilio, donde vivían sólo los dos sospechosos. Los agentes decomisaron 200 gramos de hachís, unos 200 de marihuana, anfetaminas en forma de polvo y también envoltorios preparados para la venta de sustancia estupefaciente. Dicha droga se encontraba repartida en los armarios y en el comedor, preparada para realizar un fácil suministro a los compradores.

De la vivienda no sólo la puerta de entrada estaba reforzada para evitar la entrada de intrusos y de los agentes. Fuentes policiales aseguraron que incluso las ventanas estaban reforzadas.

Los detenidos fueron identificados como Ndongo A. y Fall C., de 30 y 34 años, respectivamente. Ambos ya tenían antecedentes por delitos contra la salud pública –ya habían sido detenidos tanto por los Mossos d’Esquadra como por otros cuerpos policiales–.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También