Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

División en Cambrils por los puestos de trabajo de los funcionarios

Los concejales de AdC, NMC, PP, C’s y los no adscritos advierten de que el documento no tiene el apoyo de los trabajadores y temen que no se llegue a implantar en este mandato

Diari de Tarragona

Whatsapp
IMG_5828.jpg

IMG_5828.jpg

l pleno ordinario y maratoniano celebrado este pasado viernes en el Ayuntamiento de Cambrils tuvo un punto que figuraba en el orden del día que dividió de nuevo al equipo de gobierno y a la oposición. Tras varios meses esperando la RLT (Relació de Llocs de Treball), ERC, PDeCAT y PSC sometían a votación la primera fase del documento que incluía el organigrama municipal.

El concejal de Hacienda y Personal, Jaume Gila, explicó cómo se había desarrollado la confección de este instrumento que servirá para clasificar y ordenar todos los puestos de trabajo, así como definir el sueldo correspondiente al servicio y a las funciones que desarrolle cada funcionario. En octubre del año pasado, el equipo de gobierno empezó a trabajar el documento tras reunirse con los representantes de los trabajadores y ahora se presentaba este esquema organizativo que dividía a los trabajadores por áreas y que era un paso fundamental para seguir con la elaboración de la RLT. 

Tras la explicación del concejal, los miembros de la oposición denunciaron que el documento «no cuenta con el apoyo de los trabajadores». La no adscrita Encarni Bello aseguró que la «RLT nace muerta» mientras que Santi Gámez afirmó que, «se está buscando un acuerdo en un desacuerdo con la mayoría de funcionarios», recordando el incremento del sueldo a siete trabajadores el pasado julio y que indignó al resto de la plantilla. 

Por su parte, el portavoz de l’AdC, Ivan Sanz, apuntó que el documento «tiene muchas incongruencias y deja mucho que desear», lamentando que no se hubiera previsto un área específica para el departamento de Salud y preguntando cómo se implantará la RLT. «Si este organigrama ya no tiene el apoyo de la oposición ya dice mucho», afirmó.

En este sentido, David Chatelain, del PP, aseguró que no se tenía ningún documento que validara esta estructura. Además, propuso que el incremento del capítulo 1 (Personal) de los presupuestos de 2018 sirva para mejorar las condiciones salariales de los funcionarios y no para contratar a más personas. 

En su turno de palabra, Imanol Rico, de C’s, llegó a cuestionar la puesta en marcha del documento, ya que hasta la fecha «no se ha cumplido con los plazos previstos». Por último, Oliver Klein, del NMC, pidió que se tuviera en cuenta la opinión de la oposición.
Antes de aprobar el punto, la alcaldesa, Camí Mendoza, aseguró que el equipo de gobierno tiene «la voluntad» de hacer la RLT y pidió a los concejales contrarios el «esfuerzo de ser más comprensivos» con el proceso de elaboración del documento.
El debate de la pancarta

Durante el pleno ordinario se produjo un hecho inédito en el momento de la votación de una moción presentada por el grupo de Ciutadans que pedía la retirada de «cualquier elemento o símbolo político de los espacios públicos que altere la neutralidad institucional y pueda provocar confontración, división o tensión». En concreto, el partido se refería a la pancarta de Llibertat presos polítics que se colgó hace unos días en el balcón del consistorio, asegurando que con esta acción, la alcaldesa «no representa a todos los cambrilenses». 

El PP (que contaba con solo uno de los dos votos posibles por la ausencia de un concejal), el NMC, los no adscritos Santi Gámez e Inma Sierra y los tres concejales de PSC, que forman parte del equipo de gobierno, anunciaron que votarían a favor, mientras que ERC y PDeCAT, Ivan Sanz (AdC) y la no adscrita Cinta Ballesté lo hacían en contra. Diez votos a favor y diez en contra que provocaron que la votación se repitiera para comprobar que había un empate que rompió la alcaldesa, rechazando así la moción.

En referencia a la cuestión catalana, David Chatelain también preguntó quién había fallecido para tener las banderas del ayuntamiento a media asta, pidiendo nuevamente a Mendoza que dimita «porque ha dejado de representar a toda la población». 

Temas

Comentarios

Lea También