Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos detenidos por un crimen de hace 20 años en Cambrils y que ha prescrito

Los Mossos d'Esquadra arrestaron a la esposa de la víctima y al hermano de la mujer en Málaga, donde residen
Whatsapp
Los hechos sucedieron en una fosa séptica del interior de esta finca de Cambrils.  Foto: Pere Ferré/DT

Los hechos sucedieron en una fosa séptica del interior de esta finca de Cambrils. Foto: Pere Ferré/DT

Con la detención de dos personas, los Mossos d’Esquadra dan por resuelto un crimen cometido aproximadamente hace 20 años en una finca de Cambrils. Sin embargo, los huesos de la víctima –y dueño de la parcela– fueron localizados en una fosa séptica hace un año, cuando el caso ya había prescrito –15 años en los delitos de homicidio y asesinato–. De todas maneras, y a instancias del juez instructor, se instó a la Policía Autonómica a arrestar a los dos sospechosos –la esposa y el hermano de ésta– en Málaga, donde residen actualmente. Tras pasar a disposición del Juzgado de Guardia de la localidad andaluza –donde se negaron a declarar– fueron puestos en libertad.

El 6 de enero del año pasado fueron hallados unos restos óseos en una fosa séptica de una masía en las afueras de Cambrils, cerca de la urbanización El Dorado, a pie de la N-340. La persona que tenía alquilada la casa encontró los restos alrededor de las tres de la tarde y avisó los Mossos, que centraron sus investigaciones para determinar las causas de la muerte y para averiguar la identidad de la víctima. El hallazgo se produjo cuando el inquilino inspeccionó la fosa séptica después de que hubiera tenido varios problemas con el desagüe.

Desde hacía poco más de un año, en la finca vivía una pareja de jóvenes de origen argentino que, inicialmente, habrían ocupado la vivienda de forma irregular, pero que finalmente habrían llegado a un acuerdo con los propietarios para continuar viviendo pagando un alquiler.

Los investigadores determinaron que la finca era propiedad de una mujer –de unos 60 años– que actualmente vive en Málaga. Ésta declaró que hace aproximadamente veinte años que su marido había desaparecido tras haberse marchado a Turquía, su país de origen, a pesar de que tenían una hija en común. Gracias a la misma y a la prueba de ADN, se pudo determinar que los restos óseos pertenecían al antiguo dueño de la masía, situada entre el Torrent d’en Gener y el camino rural del Passeig de les Palmeres.

Durante la jornada del martes día 7 los agentes de la Unitat d’Investigació de los Mossos d’Esquadra continuaron inspeccionando la fosa y su entorno para descartar la existencia de más restos humanos.

El médico forense examinó los restos óseos, sin que pudiera determinar las causas de la muerte debido al importante estado de degradación. Tampoco existen testigos del crimen.

Los sospechosos

Finalmente, los investigadores determinaron que detrás de la muerte del hombre estaba su esposa y el hermano de ésta. Desde el Juzgado de Instrucción se instó a la Policía Autonómica para que se desplazara hasta Málaga para detener a los dos sospechosos. Agentes del Àrea d’Investigació Criminal procedieron a los arrestos de los dos sospechosos en sus respectivos domicilios el pasado 25 de febrero, conjuntamente con la Guardia Civil.

Al parecer, los sospechosos –de nacionalidad española– eran conscientes de que las sospechas recaían sobre ellos, por lo que en cierta forma se esperaban la presencia policial. Ambos pasaron a disposición del Juzgado de Guardia de Málaga –donde al parecer se negaron a declarar–, quien decretó su puesta en libertad con cargos y con la obligación de acudir al Juzgado de Instrucción de Reus cuando sean reclamados para declarar. Sin embargo, los investigadores no descartan que detrás del crimen pueda haber algún otro familiar, al que tampoco se podría juzgar.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También