Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos docentes de la Escola Guillem Fortuny, denunciados ante Fiscalía

Centro Izquierda Nacional considera que el vídeo puede ser constitutivo de un delito de odio y otro de maltrato infantil

Jordi Cabré

Whatsapp
A pesar del revuelo generado, el centro educativo de Vilafortuny aparenta normalidad. FOTO: ALBA MARINÉ

A pesar del revuelo generado, el centro educativo de Vilafortuny aparenta normalidad. FOTO: ALBA MARINÉ

La Escola Guillem Fortuny todavía está en el epicentro de la actualidad tras la difusión, la semana pasada, de un vídeo de alumnos de primaria representando el Setge de 1640 de una forma sencilla. A pesar de los seis días seguidos de vacaciones y el silencio que se ha impuesto tanto en el centro como en la asociación de padres –así lo transmitieron al Diari–, la polémica aún sigue muy viva.

El Centro Izquierda Nacional (CINC), un partido con escasas semanas de vida, presentó ayer a mediodía una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra esta escuela de Cambrils «en la que unos niños realizaron obligados por el profesor una interpretación con lenguaje violento de un suceso de 1640 por los posibles delitos de odio y maltrato infantil».

Según ha sabido el Diari, los alumnos representaron el Setge unos días después de ver el espectáculo de títeres que explicaba este hecho histórico de la ciudad. Y contaron con la complicidad de los profesores para trasladar del escenario de títeres al aula la forma de entender una guerra con final cruel.


Expresiones
La denuncia –concretada contra el profesor de Primero A y el director, entre otros– se ha presentado después de que apareciera el vídeo el pasado 8 de diciembre de 2016, «en el que se puede ver al maestro de los niños de 6 años utilizando antecedentes históricos que magnifica e incita al odio mediante una representación que insulta a todos los ciudadanos españoles, el Ejército y la monarquía».

Según explica el escrito al que el Diari ha tenido acceso, entre las expresiones que los menores son obligados a decir –según la versión del CINC–están las de «los catalanes se están rebelando contra España», «ya tengo la pólvora preparada» y, entre otras, «vamos a destrozar a este Ejército español». Para este partido, «este tipo de conductas del profesor son de una extrema gravedad, pues se inculca el odio hacia los españoles y, además, se difunden a través de las redes sociales de internet sin ocultar la identidad de los menores».

Con estos argumentos, estos hechos pueden ser constitutivos de un delito de odio previsto y penado en el Código Penal, en sus artículos 510.1 a) y b). Una posición que queda constatada en un informe del Ministerio del Interior de 2015 y en la jurisprudencia española. De hecho, el grupo local del PP y de Ciutadans de Cambrils también señalaron en su rechazo al vídeo que podría haber un presunto delito en la representación teatral.

Igualmente, CINC considera que se podría haber cometido un delito de maltrato infantil, dado que presuntamente se habrían vulnerado las leyes de protección a la infancia que contemplan evitar imágenes violentas y cualquier trato discriminatorio, tal y como se recoge en distintas leyes, desde la Constitución a las que determinan las medidas para proteger a la infancia y a los adolescentes.

Según ha sabido el Diari, todas las actividades del centro educativo se cuelgan en el blog y sólo los padres con clave tienen acceso a ello. Sí es cierto que en caso de ver un vídeo el blog redirige a la plataforma Youtube, de donde salió el vídeo de la polémica.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También