Más de Costa

Driss Oukabir borró datos de su teléfono en las fechas previas a los atentados del 17-A

El acusado tuvo su móvil apagado en varios periodos del verano de 2017 e hizo búsquedas sobre atentados que pudieron ser recuperadas pese a haberse eliminado 

ACN

Whatsapp
Imagen de Driss Oukabir el primer día del juicio sobre los atentados del 17-A. Cedida

Imagen de Driss Oukabir el primer día del juicio sobre los atentados del 17-A. Cedida

El análisis del teléfono móvil que llevaba encima Driss Oukabir en el momento en el que fue detenido revela conductas sospechosas que le podrían vincular a la célula de Ripoll. Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Civil que lo analizaron explicaron que les llamó la atención las "medidas de seguridad" del dispositivo.

Se habían borrado los contactos y también el historial de llamadas, ya que sólo había registros de las del 15 de agosto de 2017. Los Mossos también constataron que el segundo principal acusado en el juicio del 17-A desinstaló hasta tres veces durante el mes de agosto de 2017 la aplicación de Whatsapp lo que "conlleva la pérdida parcial o total de información" de las conversaciones y llamadas, que se tuvieron que recuperar.

Los agentes también encontraron historial de búsquedas de noticias sobre otros atentados en Europa, maquinaria pesada, información sobre créditos para obtener financiación urgente o sobre el Corán, según relataron en la sesión de este jueves.

En cuanto a la desinstalación de 'Whatsapp', la última se hace el mismo 17 de agosto de 2017 por la tarde. El perito de la Guardia Civil ha afirmado que es una conducta que llama la atención y que se pudo recuperar la información de la nube "porque probablemente no supo borrarlo".

También han destacado que el terminal, de la marca Huawei, estuvo apagado o en modo avión entre el 4 de julio y el 7 de julio de 2017, ya que no se conectó a ninguna antena de telefonía. "Como medida de seguridad, probablemente", cree la policía. Del 23 de julio al 3 de agosto vuelve a estar desconectado. Del 3 al 13 de agosto se le ubica en Tánger (Marruecos). Sin embargo, el agente de la Guardia Civil admite que no han "podido determinar que estuviera en Alcanar" porque no conecta con ningún repetidor de allí.

Los investigadores creen que Driss Oukabir tenía un segundo dispositivo, de la marca Samsung, desde el que se conecta a su correo electrónico el 25 de julio del año de los atentados. Entre el contenido recuperado de Whatsapp contiene tres llamadas de su hermano, Moussa Oukabir, abatido en Cambrils, conversaciones duplicadas con diferente contenido así como mensajes inconexos, como si faltaran respuestas.

Búsquedas sospechosas

En el historial de búsqueda del dispositivo y del correo que tiene asociado constan búsquedas de contenido informativo relacionado con atentados en Occidente así como búsquedas de una noticia que hablaba de un manual de radicalización de terroristas, sobre imanes salafistas y, en febrero y marzo de 2017, búsquedas de si "el Corán justifica matar a cristianos" o "qué dice el islam sobre el terrorismo".

También encuentran consultas relacionadas con la obtención de créditos, una búsqueda que también realizó el principal acusado, Mohamed Houla, y capturas de pantalla de los puntos de seguridad de la manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid. Los agentes han recordado que dispositivos del imán Abdelbaki Se-Satty encontraron visualizaciones de cámaras de seguridad del centro de la capital española.

Además, desde Tánger el 9 de agosto busca información sobre maquinaria pesada y de obras que los peritos han apuntado que es un tipo de maquinaria que "permite facilitar atentados", por ejemplo "quitando vallas o pivotes". También se encontraron varias imágenes que los Mossos consideraron de interés. La primera era de dos personas con pasamontañas con inscripciones en árabe, en una ponía 'brigadas' y en la otra 'resistencia'. También encontraron audios, una cuarentena, de recitaciones de fragmentos del corán.

Quejas de Driss Oukabir

El segundo principal acusado se ha quejado durante la exposición del informe que han hecho los dos peritos. Las quejas constantes y la gesticulación de Driss Oukabir han hecho que el presidente del tribunal, Félix Alfonso Guevara, lo haya hecho callar. El acusado ha protestado: "Está mintiendo", en referencia a uno de los peritos. Guevara ha respondido que el acusado ya podrá hablar cuando llegue el turno de las alegaciones finales.

Páginas de citas

Para restar importancia a las búsquedas y archivos localizados en el aparato, el abogado de Driss Oukabir ha preguntado repetidamente cuántos había en total, pero los agentes han explicado que sólo se detallan los que consideraron que tenían relevancia para la investigación . En este contexto, el abogado Luis Álvarez Collado pidió conocer detalles sobre las personas con las que su representado trataba a través de páginas de citas.

"Podemos tomar nota para visitarlas", bromeó el juez Guevara. "No conoce una página de citas?", le preguntó el perito. "No sé si es un chat o cómo funciona", respondió Álvarez. "Pues se lo puede imaginar, usted sabe que sí", remachó el agente. "Vamos a centrarnos en el Corán", concluyó el juez para centrar el juicio.

"Pues no tengo más llamadas señor", manifestó el abogado finalmente, en vez de decir que no tenía más preguntas. "Hombre, no apague el teléfono para que no salte a la antena siguiente", agregó el juez, generando sonrisas en la sala. "Ya que estamos casi en Navidad, no será una cita?", Continuó el juez. Lo ha hecho antes de pedir una pausa en el juicio.

Temas

Comentarios

Lea También