Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Early booking’, el arma de los hoteles para saber de antemano la ocupación

Este sistema permite reservar la estancia con mucho tiempo de antelación y ayuda a los hoteleros a hacer previsiones

Maria Pedrerol

Whatsapp
Los turistas pueden hacer uso del ‘early booking’ en cualquier época del año, dependiendo del hotel. FOTO: Alba Mariné/DT

Los turistas pueden hacer uso del ‘early booking’ en cualquier época del año, dependiendo del hotel. FOTO: Alba Mariné/DT

Los hoteleros de la Costa Daurada central hace años que trabajan con un sistema de reservas que les permite tener unas primeras impresiones de cómo puede ir la temporada turística. Se trata del early booking (que significa «reserva anticipada»), unos descuentos que se aplican al cliente si compra sus vacaciones por adelantado. Este medio resulta muy práctico para aquellas personas que disponen de tiempo para viajar en cualquier momento del año, además de para las familias que necesitan preparar sus vacaciones con mucha antelación.

Aun así, hay que tener en cuenta que hablar de early booking no es equiparable a hablar de oferta propiamente dicha. En este sentido, el presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, Xavier Roig, señaló que «un descuento por venta anticipada no tiene las mismas conotaciones que una oferta. No es lo mismo», ya que en este caso la entenderíamos aplicable a momentos en que ya se ha entrado en la temporada turística en sí.

Por otra parte, cabe destacar que para los hoteles este sistema no implica necesariamente una rebaja de la rentabilidad de sus negocios, sino más bien al contrario, incentiva la venta lo que, según  Roig, «es positivo para los hoteleros» porque no sólo «reciben unos ingresos por adelantado, lo que es beneficioso para su tresorería», sino que además pueden hacer una previsión «tanto de la tendencia en ventas como de la ocupación».Además, prosigue Roig, «gracias al early booking el empresario puede hacer una planificación de los costes que tendrá y de los recursos que necesitará para poder dar el mejor servicio a sus clientes, en lo referente a la contratación de personal».

Si hoy, en estos momentos, o en cualquier día del año, entramos en Internet dispuestos a reservar una estancia con mucha antelación, nos encontraremos con anuncios que se adpatarán a lo que buscamos: «Viaja en familia a la Costa Daurada. Reserva con antelación y disfruta de un gran descuento. Mínimo 7 noches».

Este es sólo un ejemplo de las muchas publicaciones que veremos en la red. A partir de aquí, las condiciones de la reserva anticipada las pondrá cada establecimiento. «Cada hotel hace lo que considera más oportuno tanto en lo referente a precios como a fechas. Así, las restricciones las pone cada establecimiento de forma particular», explica Xavier Roig y, apunta, que el uso del early booking es «una práctica habitual» entre los hoteles miembros de la asociación.

Así, el beneficiarse de esta venta anticipada no necesariamente solo es posible de cara a la temporada alta, sino que también puede aplicarse en temporada baja si así lo quiere el hotel.

De hecho, la venta «puede hacerse con 30 o 60 días de antelación, o bien dando una fecha fija que concrete el establecimiento», matiza Xavier Roig, independientemente de la época del año en la que estemos. Por otra parte, en cuanto a los descuentos de los que puede beneficiarse el cliente, en el caso de la Costa Daurada éstos oscilan entre el 10 y el 15% en muchos casos.

Finalmente,  en cuanto a la forma de pago de la estancia cabe destacar que «el cliente tiene la posibilidad de abonar todo el importe de manera anticipada o bien sólo el 50%. Esto también dependerá de cada empresa». Aun así, una de las condiciones que sí que caracterizan al early booking es que, en caso de cancelación, posiblemente el importe avanzado no será retornado al cliente.

La influencia del Brexit

Las últimas consecuencias del Brexit también están dejando huella en el uso del early booking por parte de los británicos. En este sentido, el presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda prevé que «este año puede ser que haya una venta anticipada más agresiva debido a la coyuntura internacional y a un cambio de tendencia».

Por coyuntura internacional Roig se refiere, por una parte, al Brexit, puesto que a fecha de hoy son muchos los británicos que ya han reservado sus vacaciones en la Costa Daurada y, por otra, a la apertura de los mercados de la Mediterránea africana y Turquía. De hecho el mercado británico es, junto con el irlandés, el holandés, el belga y el alemán, el que mayor uso hace del early booking (un 50%), seguido por el cliente ruso (un 25%) y, ya en minoría, el francés, portugués y español.

Las cifras, en años

Hay que remarcar que el uso del early booking ofrece información muy valiosa a los hoteles para prevenir las cifras de ocupación de una determinada temporada turística. En este sentido, Xavier Roig matizó que «no siempre que haya descuentos significa que se obtengan menos beneficios. Esto dependerá del porcentaje de ocupación al que se llegue».

Cabe recordar que durante el 2018 se asumieron cifras de ocupación inferiores a las del 2017  (un año que fue récord) pero aun así se cubrieron todas las expectativas. La línea que parece que seguriá el 2019 es la misma: «Esta ralentización lucrativa nos hace ver una tendencia que posiblemente continue durante el 2019, sin ánimo de ser alarmistas». «Nos daríamos por satisfechos si este año tuviéramos los mismos números que en 2018, en general», concluye Roig.

¿Cuánto vale una habitación?

Finalmente, según datos facilitados por el Observatori Turístic del Parc Científic i Tecnològic de Turisme i Oci (PCT), la media del precio de la habitación doble en todo el año 2018 en los establecimientos hoteleros de Salou, Cambrils i Vila-seca fue de 79,58 euros.

Esta cifra fue ligeramente inferior a la del año récord 2017, cuando se situó en 84,31 euros en el mismo período. Si miramos en cambio los precios medios de la estancia en habitación en plena temporada alta (primera quincena de agosto), nos encontramos con una evidente subida que alcanza los 129,21 euros en 2018 pero que sin embargo no marcó una diferencia tan desmesurada si lo comparamos con las mismas fechas de 2017, cuando el precio se situó en 129,36 euros, tan sólo unos céntimos más que el año anterior.

Temas

Comentarios