Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ecologistes en Acció otorga la ‘bandera negra’ a la playa de La Pineda

La entidad señala el litoral de Vila-seca por la presencia de microesferas de polietileno y poliestireno. Su informe apunta también que la falta de gestión de las administraciones ha provocado en parte la regresión del Delta de l’Ebre 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Las microesferas de polietileno y poliestireno que aparecieron en la playa de La Pineda. FOTO: Alba Mariné

Las microesferas de polietileno y poliestireno que aparecieron en la playa de La Pineda. FOTO: Alba Mariné

Ecologistes en Acció ha otorgado dos ‘banderas negras’ al litoral tarraconense por contaminación y mala gestión ambiental. Una a la playa de La Pineda por los vertidos químicos industriales, y la otra al Delta de l’Ebre por la regresión provocada por la falta de gestión de las administraciones públicas. El informe que realiza anualmente la entidad ecologista analiza casi 8.000 quilómetros del litoral español y destaca los puntos más afectados a nivel medioambiental. 

El informe señala que la playa de La Pineda acumula una inmensa cantidad de microesferas de polietileno y poliestireno, la materia prima utilizada por la industria para su funcionamiento. Greenpeace calculó que en cada metro cuadrado hay una cantidad de más de 1.000 bolas de plástico. En toda la playa habría más de 120 millones. 

Consideran que la «falta de control» para evitar vertidos y pérdidas de la industria química e industrial de Tarragona está produciendo «un grave daño al ecosistema marino y terrestre de los alrededores». Desde Ecologistes En Acció explican que estos materiales no son perjudiciales para la salud si se tocan con las manos, pero sí que afectan de forma indirecta, dado que los peces ingieren estas microesferas e influye en nuestra cadena alimentaria. 

La Agència Catalanda de l’Aigua (ACA) ha pedido información a la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) y al Port de Tarragona en relación a la aparición de las bolas de plástico en la playa. 

Los ecologistas exigen que las administraciones controlen de forma eficaz estos vertidos ya que es muy difícil retirar las bolas de la playa debido a su pequeño tamaño. Además, también pronostican que en el fondo del mar podría haber muchas más microesferas. 

Ecologistes en Acció también alerta de que el Delta de l’Ebre está sufriendo una regresión más rápida de lo habitual. Estos hechos han sido provocados en parte por la construcción de los embalses a lo largo del río Ebre han ido restando los sedimentos del Delta. «Y a esto, es necesario añadirle las continuas agresiones que sufre el Delta de l’Ebre a día de hoy, mediante la propuesta de nuevos trasvases de agua del río más caudaloso del Estado y el no aseguramiento del caudal ecológico», apuntan y añaden de que se están perdiendo los humedales y la fauna y la flora de la zona. Y reclaman a la administración que tome las medidas para revertir la situación.

Clara Megías, coordinadora del informe, expone que en el litoral español se han otorgado 48 banderas negras y dice que los principales problemas se deben al cambio climático, así como las actuaciones de la industria turística inmobiliaria.

Seis banderas negras en Catalunya

Ecologistes en Acció también ha otorgado bandera negra a la desembocadura del río Foix por vertidos de aguas residuales y al litoral de Girona por vertidos dispersos de aguas fecales. También se ha concedido al Port de Barcelona por los cruceros y a la Costa Brava por la especulación urbanística.

Temas

Comentarios

Lea También