Más de Costa

Educació cancela ayudas de transporte escolar para Vila-seca, Salou y Roda de Berà

Argumenta que el transporte de alumnos dentro de un mismo municipio no es obligatorio y "cierra el grifo" para el curso 2021/22. Los Ayuntamientos, molestos con la decisión

Jordi Cabré

Whatsapp
Alumnos de secundaria de Vila-seca, en una de las paradas de la ciudad para coger el autobús de ida o vuelta de las aulas. FOTO: Pere Ferré

Alumnos de secundaria de Vila-seca, en una de las paradas de la ciudad para coger el autobús de ida o vuelta de las aulas. FOTO: Pere Ferré

El Departament d’Educació ha notificado a Vila-seca, Salou y Roda de Berà que el próximo curso 2021/22 suprimirá las ayudas que daba anualmente para sufragar parte del transporte escolar para alumnos de primaria y secundaria dentro del mismo municipio. Argumenta que no es un pago obligatorio y que el convenio hasta ahora vigente queda anulado a partir de septiembre.

Esta subvención autonómica era relativamente pequeña (entre 15.000 y 30.000 euros según el año) y el alumnado beneficiario cursa estudios en la misma ciudad. El resto del coste del transporte se sufraga o bien por el Ayuntamiento o una parte (en el caso de Roda de Berà) por las familias.

La ayuda de Educació no salvaba el servicio, pero significaba un espaldarazo importante para mantener un transporte público en unas poblaciones con nucleos de población separados o urbanizaciones alejadas de los centros educativos. 

El pasado 20 de mayo, llegó a los ayuntamientos afectados una carta del Departament d’Educació explicando de forma individualizada (cada ayuntamiento tiene su convenio de transporte escolar no obligatorio) la intención de suprimir la ayuda para el próximo curso. El 1 de junio llegaba otra misiva, esta del Consell Comarcal del Tarragonès, con la misma información. 

Sorpresa y malestar

La concejal de Educación de Vila-seca, Manuela Moya, admite que al ver la carta pensó que era un error, pero cuando pudo hablar con el ya exdirector de los Serveis Territorials, Jean Marc Segarra, quedó claro que no había equivocación ni tampoco intención de anular la  decisión del Govern.

«Lo que está haciendo la Generalitat es poner en jaque un servicio clave, porque el dinero destinado es una cantidad escasa», Manuela Moya (concejala de Vila-seca)

Moya explica que «fue una sorpresa recibir la comunicación y nadie puede esconder que ha causado malestar. Vila-seca no discute el dinero que recibíamos, puesto que ha ido reduciéndose desde 2005, cuando empezó este convenio. Lo que lamentamos es la supresión de un servicio básico para facilitar a todos los alumnos acudir a clase y combatir, entre otros aspectos, el absentismo».

Para Vila-seca, con 151 alumnos de secundaria afectados (126 de La Pineda y 25 de La Plana), la decisión de la Generalitat es equivocada porque a pesar de que individualmente se puedan conceder ayudas, «lo que ataca es el servicio público de transporte». Moya anuncia que los alumnos de Vila-seca seguirán viajando gratuitamente para asistir a clase, lo que significa que el dinero que venía de Educació ahora deberá salir de las arcas municipales.

Julia Gómez, concejala de Serveis Educatius del Ayuntamiento de Salou también opina en la misma línea que Manuela Moya: «Lamentamos que la Generalitat (a través del Consell Comarcal) retire la subvención destinada al transporte escolar de los alumnos de ESO. Salou seguirá prestando el servicio de forma voluntaria y asumiendo el coste para que todos puedan acudir a clase aunque vivan lejos de su centro de secundaria». 

La capital de la Costa Daurada tiene en estos momentos 44 alumnos de secundaria que usan este transporte para acudir a clase todos los días.

«Lamentamos la decisión que se ha tomado, pero no dejaremos de ayudar a estos alumnos de secundaria», Julia Gómez (concejala de Salou)

Saliendo de la pandemia

El tercer municipio es Roda de Berà. Al igual que Vila-seca y Salou su extensión residencial implica el uso de un autobús para recoger a los alumnos y llevarlos de casa a la escuela e instituto y viceversa. Tiene 68 de primaria y 28 de secundaria, un total de 96 y con 13 alumnos de primaria en lista de espera.

Manel González, concejal de Transporte, explica que «nosotros hemos habilitado las frecuencias horarias del autobús municipal a la entrada y salida de la escuela e instituto e incluso hay viajes para los que no se quedan a comer. La decisión de la Generalitat nos causó sorpresa y hemos expresado nuestra disconformidad al futuro director dels Serveis Territorials d’Educació», añade.

«No compartimos la decisión ni tampoco el momento, ya que venimos de un año complicado y esta ayuda nunca va mal», Manel González (concejal de Roda de Berà)

A diferencia de Salou y Vila-seca, los alumnos pagan mensualmente 10 euros y el resto del coste del transporte lo asume el Ayuntamiento y la subvención de la Generalitat. «No podemos hacer pagar a las familias más dinero en la época en la que estamos viviendo. El Ayuntamiento deberá ampliar su partida», reconoce. Salou y Vila-seca recibieron ayudas a partir del curso 2005/2006. En el caso de Roda, el servicio empezó en el curso 2012/13.

El Consell Comarcal ha derivado a Educació una respuesta a la decisión tomada, pero la Generalitat no se ha pronunciado.

Temas

Comentarios

Lea También