Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa REPORTAJE

Educar con viento y cuerda en el Baix Penedès

Las escuelas El Castell de Calafell, Pompeu Fabra de Cunit y Teresa Godes de El Montmell usan la música para formar. Los alumnos darán conciertos la próxima semana 

José M. Baselga

Whatsapp
En la escuela El Castell de Calafell optaron por instrumentos de cuerda. FOTO: Cedida

En la escuela El Castell de Calafell optaron por instrumentos de cuerda. FOTO: Cedida

En la escuela El Castell de Calafell tenían claro que la música es un elemento clave la para la educación. Permite desarrollar competencias más allá de las puramente académicas y que en muchos casos son casi más importantes para la formación como personas.

La música formaba parte del programa curricular. Y en la escuela le dieron la importancia que merece. Además, de manera atractiva. No se iban a limitar a la clásica flauta. 

El centro decidió que la clase de música sería con instrumentos de cuerda como el violín y el violoncelo. Y siguiendo un programa educativo de la Escola Contrapunt, que imparte clase de música en diferentes municipios.

La Pompeu Fabra  de Cunit apuesta por instrumento de viento. FOTO: Cedida

Por su parte, la escuela Pompeu Fabra de Cunit, un centro que además es de máxima complejidad por la gran cantidad de alumnos de diferentes procedencias, también apostó por la música como disciplina formativa. 

Viento

Pero en lugar de la cuerda como en El Castell de Calafell, en Cunit  optaron por el viento con instrumentos como la trompeta o el trombón de varas para enseñar música.

En el Castell de Calafell ya habían compartido experiencias musicales y actuaciones con el colegio Teresa Godes i Domènech de El Montmell, donde la música juega un papel educativo destacado.

Tres cursos después, la iniciativa ha implicado y motivado a los alumnos. La directora de la escuela El Castell, Lluïsa Sánchez, explica que «incluso como regalo de Reyes o de cumpleaños hay alumnos que piden un instrumento». Eso ya es un logro. Los alumnos no ven la música como una asignatura. Ha pasado a interiorizarse en los estudiantes. 

En las escuelas ya han formado sus conjuntos. Y eso exige responsabilidad, cuidado del instrumento, preparación para no fallar al grupo, compartir, colaborar en un proyecto común.... Seguramente también ha ayudado a incrementar los resultados de otras asignaturas. Y una mejora a los alumnos con complejidad conductual.

Conciertos

Ahora los alumnos de sexto curso preparan dos conciertos. El próximo lunes 10 de junio  (11.30 horas) el grupo de cuerda de El Castell y el de viento del Pompeu Fabra, tocarán en el Auditori Pau Casals de El Vendrell en un concierto conjunto. El pasado sábado realizaron un ensayo conjunto en el que demostraron lo aprendido.

El martes los escolares de Calafell harán otra audición en el mismo escenario con alumnos de la escuela Teresa Godes del Montmell que también impulsó el estudio de la música con instrumentos de cuerda.

La directora de El Castell de Calafell explica como la iniciativa ha implicado a todo el centro con su conjunto. En este sentido los padres también tiene un papel destacado.

«Los alumnos están emocionados con los conciertos que van a dar». La primera piedra está puesta. Algunos de los chavales han logrado sus instrumentos con los regalos que han pedido. La música hará el resto.

Temas

Comentarios

Lea También