Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Altafulla apuesta por mantener la polivalencia del Casal La Violeta

El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Altafulla ha anulado el pedido de las butacas fijas que habían de instalarse en la platea de la sala

Joan Boronat

Whatsapp
Aspecto actual de las obras en el interior de La Violeta. Foto: Cedida

Aspecto actual de las obras en el interior de La Violeta. Foto: Cedida

Ha sido una de las primeras decisiones tomadas por el nuevo ejecutivo altafullense liderado por los coalcaldes Jordi Molinera y Alba Muntadas  (EINA-ERC), tras su reciente toma de posesión. Se trata de rectificar la disposición aprobada por el anterior equipo de gobierno, presidido por Fèlix Alonso (AA) el cual determinó que el patio de butacas del Casal la Violeta de Altafulla fuera una instalación fija, para convertir la sala de actos en un teatro-auditorio.

Muntadas y Molinera, acompañados de los técnicos municipales, responsables de la empresa constructora y el arquitecto responsable del proyecto ejecutivo, tras haber visitado las obras en curso de La Violeta han avanzado que el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Altafulla ha anulado el pedido de las butacas fijas que habían de instalarse en la platea de la sala. Al mismo tiempo han anunciado que proceden al encargo de un estudio para analizar la tipología de asientos móviles más idóneos para este espacio público, atendiendo a que “todavía estamos a tiempo a paralizar la fabricación de las sillas fijas, que debía iniciarse la próxima semana”, ha subrayado Alba Muntadas.

La coalcaldesa también ha querido dejar claro que los trabajos de acondicionamiento y rehabilitación de La Violeta proseguirán “tal y como se habían previsto hasta ahora”, a la espera de conocer el sistema más adecuado de butacas móviles a implantar, con lo cual se mantendría la polivalencia que históricamente ha tenido el casal municipal.

Los trabajos de remodelación de La Violeta se iniciaron el pasado mes de marzo, para subsanar las importantes deficiencias estructurales que presentaba el edificio, con la renovación de la cubierta, eliminación de humedades y goteras, dotarlo de climatización, mayor seguridad y mejorar la acústica, entre otros aspectos. El presupuesto de las obras asciende a 798.460 euros y cuenta con una subvención del Pla d’Actuació Municipal (PAM) de la Diputació de Tarragona, de 160.000 euros.

Temas

Comentarios

Lea También