Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Salou asegura que no puede prohibir el Saloufest

El concejal de Turismo, Benet Presas, afirma que el consistorio quiere suprimir este polémico evento, pero fuentes municipales dicen que no tiene competencia para hacerlo
Whatsapp
Tres jóvenes británicas participantes en la última edición del Saloufest, en el avenida Carles Buïgas de Salou. Foto: Alba Mariné

Tres jóvenes británicas participantes en la última edición del Saloufest, en el avenida Carles Buïgas de Salou. Foto: Alba Mariné

La decimoquinta edición del Saloufest, que concluyó el sábado, ha sido una de las más polémicas de su historia. Por los incidentes del estadio municipal de Reus, por la joven de 21 años en estado grave tras precipitarse de la cuarta planta de un hotel y, sobre todo, porque por primera vez el Ayuntamiento de Salou se ha posicionado en contra de este evento asociado al turismo de borrachera. La puntilla la ha dado el concejal y presidente del Patronat Municipal de Turisme de Salou, Benet Presas (CiU), que en declaraciones a la Xarxa de Comunicació Local aseguró que no quiere que el Saloufest se siga celebrando en el municipio.

No obstante, fuentes del equipo de gobierno sostienen que el Ayuntamiento no puede prohibirlo: «El Ayuntamiento no tiene competencia ni base legal para eliminar esta actividad. Depende de los hoteleros: para que no se celebre más deben dejar de contratar este paquete turístico. En su mano está acabar con el Saloufest». En la pasada edición, los 9.500 jóvenes británicos llegados en tres tandas se alojaron en cinco hoteles de Salou: Jaume I, Almonsa, Playa Park, Molinos y Four Elements.

Hasta ahora, el consistorio defendía que el Saloufest es una iniciativa privada que no interfería en su marca de turismo familiar, que ayudaba a rellenar los huecos de la Semana Santa y que deja en el municipio unos cinco millones de euros. Sin embargo, Presas afirma que «el daño a la imagen y la marca de Salou es mucho más cuantioso que los ingresos», y recuerda que los participantes en el Saloufest representan un 0,5 % de los dos millones de visitantes que recibe cada año el municipio.

Presas señaló que «estamos preocupados por el problema de imagen y convencidos de que tenemos que resolver este problema pronto»; y avanzó que, tras las elecciones municipales del 24 de mayo, el nuevo gobierno se pondrá en contacto con el operador que lo organiza, I Love Tour, y con la agencia receptiva, Sol Active Tours, para tratar este asunto. Según el concejal, todos los partidos con representación en el Ayuntamiento coinciden en que no quieren que el municipio vuelva a acoger este evento.

«Todos estamos de acuerdo en que la imagen que se transmite es muy negativa para nuestro municipio. No nos gusta que se hable de Salou por este motivo, y creo que es necesario que la corporación entrante después de las elecciones municipales hablemos con serenidad del tema», apunta Mario García, portavoz del grupo municipal del PP.

En esta línea, el portavoz del PSC, Antoni Brull, se muestra partidario de suprimir el Saloufest: «La ordenanza de civismo es insuficiente para controlar el comportamiento de estos jóvenes, que dan una muy mala imagen y deterioran la marca Salou. Tenemos que velar por un turismo calidad y no por uno de borrachera».

El Ayuntamiento de Salou pidió a los organizadores y a todos los participantes de este programa que dejaran de usar la marca Salou. Les advirtió de que emprendería acciones legales contra ellos sin continuaban haciéndolo y perjudicando la imagen del municipio. También trasladó a la Generalitat un posible caso de sobreocupación en habitaciones de los hoteles donde se alojaban los jóvenes.

Por su parte, el presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, Eduard Farriol, manifestó recientemente que este evento es muy perjudicial para el sector y se mostró favorable que deje de celebrarse: «Es hora de replantearnos si debe seguir aquí o no. A día de hoy, nos perjudica más que nos beneficia. La solución pasa porque se vayan a otro sitio».

Los organizadores prefieren no pronunciarse al respecto.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También