Más de Costa

El Ayuntamiento de Salou está abierto al diálogo con el ocio nocturno

El consistorio reclama más ponderación entre economía y lucha contra la pandemia

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Eduardo Abenójar, durante su protesta en forma de huelga de hambre ante el Ayuntamiento.  FOTO: P. FERRÉ

Eduardo Abenójar, durante su protesta en forma de huelga de hambre ante el Ayuntamiento. FOTO: P. FERRÉ

El alcalde de Salou, Pere Granados, y Eduardo Abenójar, presidente de Arons (Associació de Restauració i Oci Nocturn de Salou) y empresario del ocio nocturno en huelga de hambre desde el lunes a las puertas del consistorio, se reunieron como pudo saber el Diari. Al parecer, la reunión fue impulsada por el propio alcalde salouense, que quiso interesarse por la situación personal de Abenójar en su protesta y por conocer detalles del momento que vive el sector del ocio nocturno y la restauración.

Granados aseguró al Diari que «está pendiente una nueva reunión el próximo día 23 en la que, entre otras cosas, escucharemos las singularidades y demandas del sector del ocio nocturno. Este Ayuntamiento está y estará abierto al diálogo con el sector. Entiendo el problema de la normativa del Procicat y me solidarizo con el sector». A su entender, «sería justo dar una mayor apertura. Siempre he dicho que reclamo más ponderación entre los intereses económicos de las empresas y la lucha contra la pandemia, si bien respetando las recomendaciones sanitarias».

Granados cree que la misma iniciativa debería aplicarse a PortAventura «dado que ha venido demostrando cuando estaba abierto durante la pandemia que ha cumplido con todos los requisitos sanitarios que le ha exigido. Han invertido mucho dinero y esfuerzos para que funcionara correctamente». Y se pregunta: «¿porqué se ha podido ir a esquiar, por ejemplo, y no a un parque de atracciones?». Hay que recordar que Catalunya es la única Comunidad Autónoma que prohíbe la apertura de parques de ocio y atracciones en España.

A juicio de Granados, «las restricciones actuales son demasiado restrictivas. Repito que con medidas sanitarias se puede hacer de todo, pero siempre desde el rigor sanitario» y en referencia a que la última palabra la tiene siempre en Procicat en el tema de apertura de los locales y no en los ayuntamientos. Recuerda que «si los locales de ocio nocturno y los restaurantes cumplen la normativa, no debería haber ningún problema. Otra cosa es que no sea así».

El alcalde asegura que «me solidarizo con cualquiera que haga una huelga de hambre. Es una cosa muy seria».

Mientras, el empresario protagonista de la protesta afirma que no han recibido ayudas del Ayuntamiento. «Tan sólo descuento en el cobro de basuras», lamenta. También se muestra muy preocupado por la incertidumbre en el calendario de flexibilización de las restricciones que pesan sobre la restauración y el ocio nocturno por parte de la Generalitat y exige «la implementación urgente de fórmulas que permitan compatibilizar el desarrollo de las actividades y el derecho a la salud».

Temas

Comentarios

Lea También