El CAT invierte 14 millones en tres depósitos de agua en El Vendrell, Cunit y Vila-seca

En la capital del Baix Penedès, las obras ya están en marcha y deben terminar en marzo. Los otros, en Cunit y Vila-seca, el proceso de licitación debe culminarse este año y empezar las obras en 2022

Jordi Cabré

Whatsapp
Las obras del depósito de El Vendrell empezaron en febrero y tienen un coste de unos 4 millones. FOTO: CAT

Las obras del depósito de El Vendrell empezaron en febrero y tienen un coste de unos 4 millones. FOTO: CAT

El Consorci d’Aigües de Tarragona (CAT) ampliará su red de depósitos reguladores para poder garantizar el suministro del agua procedente del Ebre a todos sus asociados. Actualmente tiene cinco construidos que empiezan en L’Ampolla y siguen hacia el norte por L’Hospitalet de l’Infant, Tarragona, Constantí y Perafort. 

Sin embargo, esta red de depósitos es insuficiente y se construirán otros tres en El Vendrell, Vila-seca y Cunit. En la capital del Baix Penedès ya está cobrando forma el primero de ellos. Con una inversiónde 4 millones, las obras empezaron en febrero y tienen un plazo de 13 meses, por lo que se estima que esté listo en marzo. Su capacidad es de 25.000 metros cúbicos y está situado en la zona de Coto del Rey.

Los otros dos depósitos deben construirse en 2022 y la licitación completarse antes de terminar el presente año. Ambos depósitos tendrán una capacidad de 25.000 metros cúbicos cada uno y una inversión millonaria que cubrirá el CAT y la Agència Catalana de l’Aigua (ACA). El de Vila-seca sale por un precio inicial de 6,3 millones y el de Cunit por 4 millones.

Garantizar el suministro

Con la construcción de los tres nuevos depósitos, la red de suminstro reforzará la seguridad del recorrido y evitará problemas de abastecimiento como los que ocurrieron en enero de 2020, cuando se produjo la rotura de la tubería principal en el término de L’Ampolla.

Fuentes del CAT recuerdan que estos tres depósitos de almacenamiento de agua que se construyen entre 2021 y 2022 en las localidades del Tarragonès y Baix Penedes forman parte de un paquete de 11 proyectos valorados en 36,5 millones de euros a financiar a partes iguales entre el CAT y el ACA. De esta lista de actuaciones, solo queda culminar los tres depósitos de la Costa Daurada y un cuarto que se construirá en L’Ampolla para almacenar agua «cruda» del Ebre, es decir, antes de los pertinentes tratamientos para garantizar la potabilidad. 

Mancomunidad entre Vila-seca y Salou

Vila-seca y Salou tienen mancomunada el agua de uso de boca y ambas ciudades son las que comparten la titularidad del servicio e instalaciones.

Aprovechando el depósito del CAT, en unos terrenos situados entre la ciudad y el barrio de La Plana, el Ayuntamiento pasó por el pleno el viernes la posibilidad de construir un depósito para la mancomunidad y poder tener mayor garantías de suministro de agua en épocas de verano en ambas ciudades, cuando la población estacional se dispara gracias al turismo.

La idea que tiene en mente Vila-seca (y Salou) es construir un depósito municipal al lado del que levante el CAT de unos 30.000 metros cúbicos de capacidad y aprovechar el recorrido de las canalizaciones del CAT para poder colocar las suyas.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Vila-seca, Xavier Farriol, fue el encargado el viernes de explicar el proyecto en la sesión plenaria. El edil explica que «aprovecharemos la tramitación del CAT para compartir el recorrido de sus canalizaciones y pasar las tuberías municipales. La tramitación lo llevará a cabo el Consorci».

Los depósitos a construir están cerca del Corredor del Mediterráneo pero deben recorrer en sentido mar varios kilómetros sorteando, entre otros, la autopista. Esta canalización implica permisos y expropiaciones subterráneas, que no impedirán a los titulares de los terrenos volver a usar la superficie, mayoritariamente agrícola.

Salou y Vila-seca tienen ahora que sentarse con el ACA para buscar financiación para hacer el depósito de la mancomunidad.

Temas

Comentarios

Lea También