Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Club Nàutic de Cambrils inicia las obras de renovación de la dársena deportiva

La colocación de la primera piedra da el pistoletazo de salida a una remodelación «ambiciosa y potente»

Cristina Sierra

Whatsapp
Ramon Vallverdú, Camí Mendoza y Enric Martínez colocaron unas imágenes en el envase que se introdujo en la piedra. FOTO: Alfredo González

Ramon Vallverdú, Camí Mendoza y Enric Martínez colocaron unas imágenes en el envase que se introdujo en la piedra. FOTO: Alfredo González

El Club Nàutic Cambrils celebró ayer el acto simbólico de colocación de la primera piedra de las esperadas obras de remodelación de las instalaciones. Con esta acción se dio el pistoletazo de salida a un proceso de transformación «ambicioso y potente» que tiene el objetivo de adaptarse a las necesidades de la náutica actual y del futuro. 

El presidente del Club Nàutic Cambrils, Ramon Vallverdú, acompañado de la alcaldesa, Camí Mendoza, y el responsable de la Zona Portuaria Sur de Ports de la Generalitat, Enric Martínez, fueron los encargados de poner la primera piedra de las obras de un proyecto que se ha adjudicado a la UTE Arnó-Trans Maber S.L. y que cuenta con una inversión de 7 millones de euros. 

«Todos estamos orgullosos de este proyecto porque lo que queremos es poner en valor esta infraestructura y tener una dársena deportiva más competitiva (…) Queremos una instalación potente, adaptada a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades de la náutica», manifestó Vallverdú. El presidente afirmó que el camino para iniciar la obra «no ha sido fácil» y aseguró que con esta remodelación se mejorarán no solo los servicios que el club presta a los socios, sino que también se abrirá aún más a la sociedad.

Por su parte, Enric Martínez aseguró que este proyecto tiene que servir para impulsar la economía del municipio. «El Club Nàutic es una de las primeras empresas de Cambrils y esta actividad se tiene que potenciar», afirmó el responsable de la Zona Portuaria Sur de Ports de la Generalitat, que añadió que las obras servirán «para pasar de un club del siglo XX a uno del siglo XXI». 

Por otro lado, Camí Mendoza puso en valor el acuerdo entre la administración y el sector privado para conseguir crear nuevas oportunidades tanto turísticas como empresariales. «Espero que se siga por este camino por el bien del municipio», dijo la alcaldesa. Las autoridades, que estuvieron acompañadas de diferentes concejales, representantes de entidades y socios del club, colocaron en un envase de metal, que se introdujo en el interior de la piedra, una imagen de los años 40 del puerto, otra de la inauguración del Club Nàutic en 1966, artículos de diferentes medios de comunicación y monedas. 

Tres fases

La empresa adjudicataria se encargará de la ejecución de dos de las tres fases del proyecto y que suman 7,2 millones de euros. La primera de ellas se centrará en el paseo que va desde la altura de la entrada del Club Nàutic hasta las escaleras de acceso a la playa. Esta etapa supondrá una mejora en la movilidad de los peatones y en los accesos a la zona reservada para las naves de las empresas náuticas de nueva construcción.

La segunda fase incluye obra civil, lámina de agua y varadero. Esta fase supondrá la remodelación total de los pantalanes optimizando la lámina de agua. Esto supondrá un total de 23 amarres nuevos. Con estos trabajos se pasará de 426 embarcaciones actuales  que hay en la dársena deportiva, de entre 6 y 25 metros de eslora a 442 embarcaciones, manteniendo los mismos tamaños.

Asimismo también aumentará la superficie del varadero con la construcción de diez naves industriales. En la entrada del varadero se habilitará una marina seca con una estimación de capacidad de 54 embarcaciones y 15 motos. En esta zona se construirán 56 pañoles, unos almacenes, adosados al espaldón. El techo de estos pañoles se aprovechará como balcón al mar y contará con unos 400m2. Las obras de las dos fases finalizarán en junio de 2019. 

La tercera etapa se centrará en las edificaciones. Se construirá el nuevo edificio social, uno nuevo para la Escuela de Vela y uno para la Academia Náutica. Por último también se hará un nuevo edificio donde se ubicarán los espacios destinados a administración y oficinas del Club, el bar Barlovento, una piscina para los socios y un área destinada a los usuarios. Asimismo se contempla la construcción y renovación de la zona de vestuarios y duchas. Esta fase se desarrollará en el invierno de 2019 y tendrá un presupuesto de 1,2 millones de euros.

Temas

Comentarios

Lea También