Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Club Petanca Calafell deberá cambiar de pistas por segunda vez en un año

Cuando perdieron las que tenían por las obras del pabellón Joan Ortoll, se habilitaron unas en el parque Vilarenc pero hay quejas vecinales

José M. Baselga

Whatsapp
Las pistas que se montaron hace unos meses en el parque del Vilarenc. Foto: Cedida

Las pistas que se montaron hace unos meses en el parque del Vilarenc. Foto: Cedida

Es uno de los clubs con más prestigio de Catalunya. Tiene 150 socios, 30 años de historia y organiza torneos con 500 participantes. Entre sus filas cuenta con Rosario Inés Lizón, que ha logrado más de 40 campeonatos de España en petanca, además de ser campeona de Europa y del mundo. También ha sido seleccionadora nacional.

Pero el Club Petanca Calafell se siente como una peonza. Las obras en el pabellón Joan Ortoll les dejó sin pistas ni sede social, por lo que tuvo que buscarse una nueva ubicación. En el parque del Vilarenc se habilitaron pistas y el Ayuntamiento también autorizó a colocar un barracón como sede social y bar para la entidad.

Pero esas pistas quedan a pocos metros de casas y como era de esperar, hay quejas. A pesar de la inversión hecha a finales del pasado año, ahora deberán desmantelarse. El objetivo es trasladarlas junto al campo de fútbol Joan Ríos del municipio.

Junto al campo de fútbol

Javier Moreno, presidente del Club Petanca de Calafell, señala que junto al campo de fútbol es un lugar muy adecuado. Accesible y alejado de casas para evitar que pueda haber molestias. De hecho, cuando se planteó llevar las pistas a las actuales ubicaciones ya temían las quejas vecinales. «Si desde un principio se planteó ir al campo de fútbol. No sabemos por qué no se hizo».

El club desestimó instalarse en la franja de terreno junto al pabellón deportivo Joan Ortoll que ha dejado libre la retirada de las torres de alta tensión. Ya hay cerca una pista de skate que provoca quejas «y advertimos que las pistas de petanca también podrían molestar».

Así que se les llevó al parque del Vilarenc, a pocos metros de casas, y ahora deben volver a trasladarse. El Ayuntamiento dice que la actual ubicación era una cesión temporal. Pero lo que no se entiende es una inversión para unos pocos meses sabiendo que el destino final era ir junto al campo de fútbol.

En el Club Petanca Calafell reclaman unas instalaciones fijas, dignas y acondicionadas. El presidente de la entidad señala que es un deporte que va más allá de la competición y la zona debe ser un punto de encuentro de vecinos y «para hacer pueblo».

El objetivo es que las nuevas 16 pistas junto al campo de fútbol puedan estar operativas el próximo año. El alcalde Ramon Ferré señala que este ejercicio podría estar acabado el proyecto.

Desde el Club de Petanca esperan ver el proyecto y señalan que podrían aportar ideas para diseñar ese centro para potenciar la petanca e incluso que sea como escuela de ese deporte para aficionar a los niños y atraer a visitantes.

Temas

Comentarios

Lea También