Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Club Sup Cambrils se querella contra la alcaldesa y el edil de Turisme

El presidente del ente dice que convocaron un nuevo concurso cuando su escuela tenía la concesión. Habla de prevaricación
Whatsapp
Francisco Giménez espera que la justicia siga su curso y que ´me devuelvan lo que me han quitado´. Foto: Pere Ferré

Francisco Giménez espera que la justicia siga su curso y que ´me devuelvan lo que me han quitado´. Foto: Pere Ferré

La concesión de la licencia de la escuela náutica de la playa del Cavet de Cambrils ha llegado a los juzgados. Francisco Giménez, presidente del Club Sup Cambrils, presentó el día 15 de mayo en el juzgado de guardia de Reus una denuncia contra la alcaldesa en funciones, Mercè Dalmau, y el todavía concejal de Turisme, Xavier Martí. Acusa a Martí de prevaricación y a Dalmau de permitirlo.

Según relata el documento de denuncia, al que ha tenido acceso el Diari, en junio de 2013 el club liderado por Giménez ganó el concurso de adjudicación de escuelas náuticas sin motor en la playa del Cavet. Su concesión era de dos años más una prórroga de otros dos. «Después de los dos primeros me preguntaron si quería seguir. Dije que sí, yo pagué la tasa correspondiente y de repente me enteré de que habían convocado otro concurso», lamenta Giménez. Este era el primer año de la prórroga, pero no tiene la concesión y no puede desarrollar su actividad. «Ahora estoy sin oficio ni beneficio», lamenta.

En la denuncia, el presidente del club explica que en junio de 2014 se pagaron 4.232 euros, «cantidad que nos pareció muy abusiva ya que el concurso lo ganamos por 1.600 euros y somos un club deportivo sin ánimo de lucro». Con este pago, explica, estaban incluidas las tasas de la escuela náutica del Cavet para 2014. «Posteriormente, con fecha de 30 de octubre de 2014, a instancias del Ayuntamiento presenté un documento en el que, haciendo uso de mi derecho de prórroga, pedía mi continuidad en 2015 y 2016 según el contrato vigente», añade Giménez.

En la Gala Els Reis de l’Esport, celebrada en enero, su labor fue reconocida. Pero apenas un par de meses más tarde -asegura- se enteró por casualidad en una reunión de que el Ayuntamiento iba a abrir un nuevo concurso. «El 25 de marzo un funcionario me entrega en mano un documento: las tasas correspondientes al año 2015 como escuela náutica. Pero me sorprendió enterarme de que seguían con el concurso y que se iba a celebrar el 30 de marzo».

El presidente de Sup Cambrils se muestra indignado: «Yo quería seguir. Me animaron a que siguiera, pagué la tasa de 2015 y aún así me quitaron la escuela. Me dijeron que fue una confusión porque el importe que había abonado yo correspondía al 2014. Pero esto no es cierto, y tengo documentos que lo demuestran». Asegura que lo miró detenidamente. Y no le salen las cuentas. «Mi abogado me dijo que tenía todos los documentos necesarios para meterles una buena querella, por prevaricación y por estafa, tanto al concejal de Turisme, Xavier Martí, como a la alcaldesa, Mercè Dalmau». Amediados de mayo hizo efectiva la denuncia en los juzgados de Reus. Asegura que, hasta hoy, no ha tenido más noticias sobre el tema.

Giménez apunta que, cuando le fue adjudicada la concesión, le entregaron un módulo prefabricado «en muy malas condiciones, de abandono y dejadez, para poder desarrollar la escuela SUP (Stand Up Paddle Surf). Lo acondicionamos y saneamos . Y ahora terminamos así». De momento no tiene previsto dar más pasos. Esperará a que la denuncia siga su curso, y «que el juez me devuelva mi vida. He dedicado muchos años a la Costa Daurada. Y no hay derecho con lo que me está pasando».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También