Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Estado destina 522.000 euros para recuperar playas de la Costa Daurada

El Servicio de Costas repone arena en aquellos puntos del litoral más necesitados hasta mediados de este mes. El litoral de Creixell y Torredembarra no necesita aportación extra

J.Cabré

Whatsapp
La draga que succiona en el fondo del mar vierte mediante una gran tubería la arena a orillas del paseo. Luego se expandirá por todo el litoral. Foto: dt

La draga que succiona en el fondo del mar vierte mediante una gran tubería la arena a orillas del paseo. Luego se expandirá por todo el litoral. Foto: dt

Aunque los primeros bañistas ya se han sumergido en las diferentes playas de la Costa Daurada –aprovechando el buen tiempo de Semana Santa, por ejemplo–, la temporada empieza oficialmente este mayo, cuando las playas están preparadas para la acogida de los bañistas en masa.

Y precisamente para llegar a esta puesta a punto una parte importante de la responsabilidad recae en el Servicio Provincial de Costas del Ministerio de Medioambiente, administración responsable del dominio marítimo terrestre.

Por ello, desde principios de abril y hasta mediados de mayo, diferentes playas afectadas por los temporales de invierno de los municipios de L’Hospitalet de l’Infant, Mont-roig, Cambrils, Vila-seca, Tarragona, Altafulla y Roda de Berà recuperan miles de toneladas de arena para resarcirse de las pérdidas ocasionadas por la climatología.

La suma total de metros cúbicos que subvenciona el Estado asciende a 116.000, que en cifras económicas supone invertir 522.000 euros. Esta arena, informan fuentes del Servicio de Costas, pertenece a la misma playa o a otra cercana. Los trabajos consisten en reubicar estas toneladas de nuevo en su sitio para recuperar el aspecto original de la playa. Las mismas fuentes señalan que en todos estos trabajos no hay aportación de arena externa que no sea de la propia playa.

Aunque los temporales afectan a todo el litoral de la Costa Daurada, es cierto que no todas las playas sufren la regresión de arena de forma alarmante. Dos ejemplos de municipios que no requieren de aportación de arena estos meses son Creixell y Torredembarra, que no están incluidos en el calendario de trabajos que subvenciona el Ministerio.

En Cambrils, por ejemplo, los temporales afectaron a tres puntos concretos: Cap de Sant Pere, la Platja de la Riera y una de las calas de la Llosa, cerca de la Escola d’Hosteleria i Turisme. Costas del Estado se encarga de contratar a empresas de la zona para que carguen arena de aquellas zonas con excedente y la viertan allá donde falta. La segunda parte de estos trabajos se hará estas próximas semanas, cuando se irán allanando todas estas toneladas para dejar la playa con un aspecto llano y uniforme.

En Salou, que tampoco tiene aportación del Estado, el Ayuntamiento contrata cada año un servicio de mantenimiento y restitución de la arena. Los trabajos más fuertes se sitúan en las playas urbanas: Llevant, Ponent y Capellans. Pero hasta otoño el servicio está operativo para cualquier playa o cala de la capital de la Costa Daurada. El coste municipal de este servicio es de unos 14.500 euros.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También