Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El GEPEC reclama que se recupere el espacio de Els Prats de La Pineda

Se trata de una zona natural protegida y propiedad del Port de Tarragona donde se contempla una laguna central que permita recuperar la biodiversidad del entorno. La preservación de la zona está ligada al proyecto de la futura ZAL

Carmina Marsinach

Whatsapp
Andreu Escolà, del GEPEC, en el espacio natural protegido de la playa de Els Prats lleno de basura y escombros. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Andreu Escolà, del GEPEC, en el espacio natural protegido de la playa de Els Prats lleno de basura y escombros. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Hace más de 20 años que el Grup d’Estudis i Protecció d’Ecosistemes Catalans (GEPEC) reclama que se preserve y recupere adecuadamente el espacio natural de Els Prats de la Pineda. Se trata de una zona natural protegida que cuenta con 17 hectáreas y es propiedad del Port de Tarragona. 

Según Andreu Escolà, el hasta ahora presidente del GEPEC, «durante estos últimos años el espacio se ha degradado muchísimo (…) se deja acceder a los coches, hay basura, escombros y los pequeños estanques que había se han ido secando». 

Vísta aérea de la zona de Els Prats reconocida por la Xarxa Natura 2000

El año pasado la entidad ecologista denunció a Europa la degradación del espacio. Pero según Escolà, se les comunicó que la denuncia no era pertinente y la tenían que realizar a las administraciones locales. 

En este sentido, aunque se trate de unos terrenos del Port desde el GEPEC lamentan que el Ayuntamiento de Vila-seca y la Generalitat «no se haya hecho ningún esfuerzo para recuperarlo (...) para ellos no es prioritario. Parece que les moleste».

«Durante los últimos años el espacio se ha degradado muchísimo (...) hay basura y escombros», explica Andreu Escolà, miembro del GEPEC

El espacio natural cuenta con el reconocimiento de la Xarxa Natura 2000, una iniciativa política europea que tiene como objetivo hacer compatible la protección de las especies y los hábitats naturales con la actividad humana que se desarrolla. Además, la zona también ha sido declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Lloc d’Importància Comunitària (LIC). 

Especies extinguidas 

Según el GEPEC se trata de una zona húmeda excepcional que aún acoge importantes especies de flora, vertebrados e invertebrados acuáticos. Pero por desgracia, el fartet (Aphanius Iberus), el punxós o cap-sec (Gasterosteus aculeatus), las tortuguetes (Triops cancriformis), la rata d’aigua o bufó (Arvicola sapidus) son especies que se han extinguido del lugar. 

Para evitar el empobrecimiento de los sistemas ecológicos de la zona, el GEPEC propuso la creación del Parc Eco-històric dels Prats de la Pineda i Cal·lípolis. La idea de la entidad sería acabar conectando en una especie de anilla verde la Sèquia Major con las restas arqueológicas de Cal·lípolis que se encuentran en la zona de Els Prats y también con la actual zona de la Xarxa Natura 2000. 

¿Un ‘Parc Eco-històric’?

La propuesta sería integrar las torres medievales, dignificar la zona periférica de cultivos con vallas arboladas que hagan de pantalla, desenterrar los estanques salobres litorales de Els Prats para reintroducir el fartet y recuperar las dunas litorales. 

Consideran que es necesario ordenar paisajísticamente el lugar, arreglando caminos, observatorios, miradores y crear centros de interpretación, «para promocionar el uso público respetuoso de ocio, implementando diversos programas ciudadanos de sensibilización, seducción, educación, actuación e investigación ambientales». 

Los ecologistas también están expectantes con el futuro dic y el contradique de Els Prats que el Port tiene previsto en la zona. Temen que parte de la playa desaparezca para llevar a cabo el futuro proyecto que en principio también contempla la terminal provisional de cruceros. «Nos parece una barbaridad ambiental que tan solo pone los intereses económicos por delante (…) tiene que ser un espacio protegido hasta el mar», explica Escolà. 

El Ayuntamiento 

La concejal al Ayuntamiento de Vila-seca, Manuela Moya explicó que en los terrenos reconocidos por la Xarxa Natura 2000 se preveía la creación de un nuevo Ecoparc aunque no dio más detalles al respecto. 

Otras fuentes municipales exponen que el espacio se encuentra dentro de los terrenos de la ZAL, la Zona d’Activitats Logístiques del Port de Tarrgona. Y mientras los trámites de la futura ZAL no estén listos, no pueden avanzar más detalles sobre cuál es el proyecto previsto en esta zona. 

Por su parte, el Port de Tarragona explica que en estos momentos el proyecto de la ZAL está en exposición pública en la Comissió d’Urbanisme de Tarragona y los municipios y organismos tenían hasta el 24 de marzo para realizar alegaciones. Ahora el Port ya dispone de las alegaciones y están trabajando para poder dar respuesta. Prevén que la Comissió de mayo pueda dar la aprobación definitiva y a partir de este momento se podrán empezar las obras. 

Lo primero que se llevará a cabo será la viabilidad y la infraestructura básica y en paralelo se tramitará la Xarxa Natura 2000. Como el proyecto está en tramitación, desde el Port tan solo han podido avanzar que en esta zona protegida, se contempla una laguna central para que las especies protegidas puedan anidar y recuperar el entorno con toda su biodiversidad. 

La entidad portuaria, por el momento ha preferido no utilizar el término Ecoparc para definir el futuro proyecto de recuperación del espacio natural. 
 

Temas

Comentarios