Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Mas Miró se convertirá en un museo sobre el pintor tras dos años de espera

La Casa de Cultura Agustí Sardà acogerá el día 23 de este mes una presentación del proyecto dirigida a todos los vecinos. La idea es abrirlo a visitas guiadas, aunque se hará de forma parcial
Whatsapp
Los trabajos siguen avanzando. Dos operarios, ayer, en el edificio que fue el taller del pintor. Foto: Alba Mariné

Los trabajos siguen avanzando. Dos operarios, ayer, en el edificio que fue el taller del pintor. Foto: Alba Mariné

El pintor Joan Miró tenía un idilio con Mont-roig. Desde su masía dibujó algunas de las obras que consiguieron más reconocimiento internacional. «Todo lo que sé, lo he aprendido en Mont-roig», afirmaba sin tapujos. Este mes hace dos años que se constituyó la Fundació Mas Miró -formada por el Ayuntamiento, la Fundació Miró de Barcelona y la Sucesión del artista- precisamente para dar a la finca la importancia que se merece. La idea era revalorizarla y abrirla al público como casa museo. Pero los trámites se paralizaron y hoy sigue cerrada. Sin embargo, tras dos años de incertidumbre, se ha desencallado y la masía se convertirá en breve en el esperado espacio expositivo.

Según señalan distintas fuentes consultadas, el lunes día 23 de marzo se llevará a cabo una presentación de la actuación dirigida a todos los vecinos del municipio. Dará inicio a las 20 horas en la Casa de Cultura Agustí Sardà. Y será el primer paso de la difusión del proyecto, que se materializará al día siguiente con la presentación pública ante los medios de comunicación. Entonces se mostrará parte de las instalaciones que se han mejorado. De hecho, ya pueden apreciarse en el exterior. Se han limpiado y desbrozado las fincas, y se ha adecentado la imagen de la casa y del taller donde pintaba el artista.

La masía no abrirá al 100%. La intención, según ha señalado el alcalde, Ferran Pellicer, en distintas ocasiones, será dividir la actuación en fases para que se abra al público aunque sea de forma parcial. «Organizaremos visitas guiadas para mostrar el lugar donde se inspiró el artista, algo que también será un reclamo turístico para nuestro municipio», señalaba.

El principal contratiempo ha sido económico. La inversión prevista se calculó en 2,2 millones de euros. Durante meses, los representantes de la Fundació Mas Miró estuvieron buscando empresas y administraciones interesadas en participar en esta iniciativa. Ahora parece que van por mejor camino. Primero, hace ya más de un año, recibieron una inyección de 230.000 euros -200.000 por parte de la Sucesión y 30.000 de la Associació Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV) que servían para dar a esta iniciativa un primer empujón. Y La Caixa también donó 15.000 euros. Además, posteriormente han apalabrado subvenciones y patrocinios que elevarían la cifra a más 350.000 euros, según subrayó hace varias semanas meses el consistorio.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También