Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Mercat de Creixell abrirá el 3 de julio y prevé crear 60 empleos

El equipamiento, que contará con once paradas, será el único de la zona diseñado con accesibilidad universal
Whatsapp
Imagen de las obras del futuro mercado municipal, que abrirá a principios de verano. Foto: Pere Ferré

Imagen de las obras del futuro mercado municipal, que abrirá a principios de verano. Foto: Pere Ferré

El Mercat Municipal de Creixell está prácticamente listo. Las obras avanzan a buen ritmo y ya hay fecha para su apertura: el 3 de julio. La parte estrictamente constructiva está terminada, y ahora la empresa concesionaria -Nictalia- realiza los trabajos de acondicionamiento de los accesos exteriores y la urbanización del entorno. Además, Mercadona y los otros diez locales están llevando a cabo también las obras previas a su puesta en marcha.

El mercado, que una vez en funcionamiento prevé generar unos 60 puestos de trabajo, ocupará una superficie total de 2.500 metros cuadrados: Mercadona, que ejercerá de locomotora comercial, dispondrá de 1.500 y en los 1.000 restantes se instalarán una decena de paradas de productos perecederos, cotidianos y de conveniencia.

Francesc Garcia, socio y administrador de Nictalia, subraya también que una de las principales características del espacio será «su accesibilidad universal». Asegura que es único de la zona. «A menudo tenemos en cuenta facilitar el acceso a personas con dificultades de movilidad. Pero muchas veces nos olvidamos de la parte visual», apunta Garcia. Y es que el equipamiento tendrá, en la entrada, carteles muy gráficos que también podrán leerse en braille, y habrá un recorrido marcado con distinto pavimento, además fe una franja roja, para atender a la demanda de las personas ciegas o con visión limitada. Nictalia también gestiona otros mercados, todos accesibles en materia de movilidad, pero no con estas adaptaciones para invidentes que tiene el de Creixell. Para hacerlo, han trabajado con el despacho de arquitectura PM-MT, elaborando el manual de accesibilidad universal.

La inversión total asciende a entre seis y siete millones de euros, que integran tanto la construcción como el acondicionamiento interior del supermercado y de los otros locales. Nictalia ha aportado 4,5 millones.

Al margen de las contrataciones temporadas realizadas durante las obras de construcción, la previsión de la empresa concesionaria es generar nuevos empleos una vez se ponga en marcha. «Prevemos que entre Mercadona, el mercado tradicional y el personal de gestión puedan contratarse unas sesenta personas, que podrían ser incluso más durante la temporada de verano, y algunas menos en invierno», apunta Garcia. Aún así, insiste en la importancia de que funcione durante todo el año y sea un «mercado cotidiano, de proximidad y conveniencia, que en temporada alta marchará a toda máquina».

El proyecto se ha retrasado algunas semanas, apuntan desde la empresa, porque su ubicación en la carretera N-340 obligó a consensuar con los responsables de Carreteras del Ministerio de Fomento cómo diseñar los accesos y qué afectaciones podría tener en el tráfico. «Esto permitirá que seamos los que tendremos una entrada y una salida más fáciles de todas las superficies comerciales que hay por aquí. En temporada alta, aquí habrá mucha movilidad y estaremos preparados», apunta Gracia. El parking del Mercat Municipal tendrá capacidad para 200 vehículos.

Con la apertura del espacio se acaba, así, un proyecto que data de 2009, cuando era alcalde Teo Fuster (PP), pero que no ha arrancado hasta ahora.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También