Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàutic de Cambrils renovará la dársena deportiva a partir de 2018

A cambio, la concesión se ampliará otros 25 años tras el acuerdo firmado ayer con Ports de la Generalitat

Redacción

Whatsapp
Imagen aérea del puerto de Cambrils. Al fondo, la zona pesquera y más cerca, la dársena deportiva. FOTO: DT

Imagen aérea del puerto de Cambrils. Al fondo, la zona pesquera y más cerca, la dársena deportiva. FOTO: DT

El presidente de Ports de la Generalitat, Ricard Font, y el presidente del Club Nàutic Cambrils, Joaquim Oliva, firmaron ayer un contrato por el cual la entidad gestionará la dársena deportiva del puerto durante 25 años más, a contar desde julio de 2018, cuando finalizará la concesión.

El nuevo contrato va ligado a un proyecto de modernización de las instalaciones con una inversión inicial de 7,8 millones de euros y con una duración de tres años, parando las obras en verano. El contrato se enmarca en los procesos de renovación de las dársenas deportivas gestionadas por el sector privado que han finalizado su concesión, como la de Cambrils.

El proyecto de Club Nàutic Cambrils dinamizará aún más el sector deportivo con nuevas actividades, el fomento de la movilidad de la flota náutica, las embarcaciones de alquiler y la incorporación de una exposición flotante permanente de embarcaciones en venta.

La dársena deportiva se reordenará. Se derribarán 6 pantalanes y se construirán 4 nuevos para optimizar la lámina de agua y reubicar los amarres. El objetivo es fomentar la movilidad de embarcaciones, impulsar los charters náuticos y atender un mayor número de barcos de transeúntes que vienen de fuera especialmente en verano.

Así, se pasará de los 426 amarres actuales que hay en la dársena deportiva, de entre 6 y 25 metros de eslora, a 442 embarcaciones, manteniendo los mismos tamaños. También se ubicarán torretas de agua y de luz más sostenibles para promover el ahorro energético.


Fomento de la vela ligera
Con este proyecto se renovarán los edificios de servicio de la zona náutica y se adaptarán a las nuevas necesidades de los usuarios. El Nàutic propone una cantidad de servicios complementarios para dar mayor valor añadido en la Escola de Vela y la náutica ligera del puerto. El fomento de la vela ligera se hará con proyectos educativos, competiciones y concursos, actividades de verano y, además, se incorporarán programas de vela terapéutica y social destinados a la superación de problemas físicos y sociales a través del deporte náutico.

La Escola de Vela y el edificio de Capitanía se derribarán para construir un solo edificio que compartirán las dos entidades. La Escola incorporará como novedad un simulador de navegación con una embarcación optimist, una piscina en la primera planta y un parque infantil. Además, el edificio tendrá aulas, vestuarios, servicios, un almacén y un bar para dar servicio a la escuela. Por su parte, Capitanía dispondrá de un despacho y servicios.

Asimismo, la zona de vela ligera dispondrá de una amplia explanada para la botadura de las embarcaciones y un servicios exclusivo de rampa para estos tipos de embarcaciones.

El varadero se quiere potenciar como una instalación de primer nivel que ofrecerá servicios náuticos especializados en reparación y mantenimiento de buques. El proyecto prevé ampliar la superficie útil de explanada del varadero para dar servicio a mayor número de barcos, además de trasladar las naves taller, que se situarán adosadas cerca de la zona de acceso. Asimismo, se instalarán dos módulos desmontables para oficinas y servicio de la gasolinera.

A la entrada del varadero se habilitará una marina seca de dos niveles de altura para 28 embarcaciones de hasta 8 metros de eslora. La instalación dispondrá de pantalanes de espera flotantes y una máquina elevadora o Forklift de 20 toneladas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También