Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Romiatge a Mas Calvó reúne a cerca de medio millar de personas

Además de disfrutar de la actuación del Esbart Dansaire Ramon d´Olzina, los asistentes visitaron la casa natal de Sant Bernat Calvó

S.Fornós

Whatsapp
Actuación ayer al mediodía del Esbart Dansaire Ramon d´Olzina de Vila-seca. Foto: Alba Mariné

Actuación ayer al mediodía del Esbart Dansaire Ramon d´Olzina de Vila-seca. Foto: Alba Mariné

Cerca de medio millar de personas entre vecinos de Vila-seca en su mayoría, y también de Reus, participaron ayer en el tradicional Romiatge a Mas Calvó, ubicado entre los términos municipales de ambas ciudades. Además de vecinos de las dos localidades, también asistió al acto el conseller d’Interior de la Generalitat de Catalunya, Jordi Jané, quien estuvo acompañado del alcalde de Vila-seca, Josep Poblet, y del alcalde de Reus, Carles Pellicer, entre otros representantes políticos e institucionales.

El encuentro, organizado por la Fundació Privada Bernat Calvó, la Parròquia de Sant Esteve y el Ayuntamiento de Vila-seca, empezó con la tradicional misa en honor a Sant Bernat Calvó y en la que se recordó el «espíritu de misericordia y amor de Sant Bernat Calvó». Tras la liturgia, el Esbart Dansaire Ramon d’Olzina de Vila-seca protagonizó varias actuaciones de cultura popular, empezando por el Ball plà de Canejan hasta el Puntxonet de Tortosa, pasando por el Ball del Patatuf de Camp de Tarragona, entre otros.

Después de la exhibición de cultura tradicional los más curiosos pudieron visitar la casa donde nació Sant Bernat Calvó. En el interior fueron obsequiados con la coca de Sant Bernat Calbó y vino dulce. La conmemoración de la festividad se convirtió en un encuentro familiar y como cada año se puso a disposición de los visitantes un servicio de bus gratuito para poder llegar hasta el lugar.

Conxita, Anna y Rosa, vecinas de Vila-seca, acudieron las tres juntas. Conxita recuerda que «cuando era pequeña también venía y para mi es una tradición». Rosa confiesa que hacía años que no acudía a la celebración, pero que ha regresado porque «mi amiga y mi cuñada me animaron otra vez».

De igual modo Maria Teresa , hija de Vila-seca, recuerda que «cuando era pequeña venía con el colegio» y confiesa que «cada año la celebración es más bonita porque ahora también vienen vecinos de Reus». «Para mi es un orgullo poder acudir un año más al Romiatge a Mas Calvó», asegura.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También