Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Setge más reivindicativo

Feminismo. Por primera vez en veinte años una mujer, Núria Gavarró, realizó el discurso de conmemoración del sangrante episodio de 1640
Whatsapp
Camí Mendoza y Núria Gavarró durante el acto de conmemoración en la plaza del Setge.  FOTO: ALBA MARINÉ

Camí Mendoza y Núria Gavarró durante el acto de conmemoración en la plaza del Setge. FOTO: ALBA MARINÉ

L a plaza del Setge se tiñó ayer de amarillo para conmemorar el sangrante episodio que sufrió el municipio en 1640 y en el que perdieron la vida más de 700 personas. Lazos, bufandas y pancartas para pedir la libertad de los presos políticos estuvieron presentes en este acto más reivindicativo que nunca, y más teniendo en cuenta que estamos en plena campaña electoral. 
La alcaldesa, Camí Mendoza, no dudó en comparar los actos del Setge con la situación política catalana actual, en la que se han instaurado «prohibiciones, imposiciones, la prisión y el exilio». La edil manifestó que la «obligación» como pueblo era recordar cada año este episodio para que no caiga en el olvido. «Junto al ataque terrorista que sufrimos este verano, son los dos hechos más significativos de nuestra historia. Este año, Cambrils ha vuelto a sufrir la barbarie pero en 1640 salimos adelante y ahora también lo hemos hecho», afirmó.

“Los catalanes nos caemos y nos levantamos. El esfuerzo, la tenacidad y la constancia es nuestro ADN para resurgir”, Núria Gavarró

Mendoza no paró de repetir que este suceso ocurrió hace 377 años para relacionarlo con la actualidad. «La historia se debe tener muy presente y se debe recordar. Hace falta tener mucha memoria y los cambrilenses siempre la tenemos para recordar a los mártires de 1640 que lucharon contra la opresión, imposición, injusticia y miedo porque querían ser libres. Ahora, nosotros seguimos luchando contra las mismas acciones. Como nuestros antepasados, queremos ser libres y vivir en un país que sea democrático, respetuoso, solidario y, sobre todo, libre para vivir en paz», aseguró. 

Acto feminista

Por primera vez en veinte años, el equipo de gobierno, formado por ERC, PDeCAT y PSC, optó por una mujer para hacer el discurso central del acto. La primera fue la historiadora Coral Cuadrada en 1997, y el destino quiso que fuera una de sus alumnas de la Universitat Rovira i Virgili la encargada de tener este honor. Núria Gavarró, directora de l’Arxiu Montserrat Tarradellas i Macià del Monestir de Poblet, afirmó en el inicio de su parlamento que le había hecho «mucha ilusión» que se pensara en ella para el evento. «Quiero dar las gracias de todo corazón a la alcaldesa, que me ha concedido este privilegio (…) Doy gracias que se tenga en cuenta la visión de las mujeres. Nosotras también tenemos cosas que decir», dijo la historiadora. 

Una parte de su discurso se centró en repasar la masacre de 1640. Como Mendoza, lo llevó al terreno de la actualidad. «Los catalanes estamos acostumbrados a caernos pero nos levantamos. El esfuerzo, la tenacidad y la constancia es nuestro ADN para resurgir. Como dijo el president Tarradellas,que nadie lo dude, nos gobernaron, nos están gobernando y volveremos a gobernar», apuntó Gavarró, que hizo un llamamiento a la esperanza para conseguir un país nuevo. «Con determinación, el pueblo catalán puede llegar donde quiera», dijo.

La parlamentaria también hizo referencia a la figura de los historiadores locales, «fundamentales para conocer la historia», así como los archivos, responsables de salvaguardar el patrimonio. «Solo podemos construir nuestra historia a nivel nacional si unimos las piezas del puzle de los episodios locales», afirmó.

El acto de conmemoración también contó con la participación de las entidades festivas el Ball de Bastons, la Colla Gegantera Tota l’Endenga y els Diables Els Cagarrieres, que actuaron por las calles del Barri Antic y en la plaza, ante la atenta mirada de los más pequeños. La Coral Verge del Camí puso el broche final a este evento reivindicativo con piezas como Què vol aquesta gent de Maria del Mar Bonet y El cant dels Segadors, con un público entregado que se levantó y canto la canción, algunos con el puño en alto. 

Temas

Comentarios

Lea También