Costa Medio ambiente

El Vendrell, Calafell y Cunit, desbordados de incivismo

Los municipios van a incrementar controles con inspectores y policías uniformados y de paisano con la intención de sancionar ya que la concienciación no sirve de nada

JOSÉ M. BASELGA

Whatsapp
Muchos vecinos denuncian el incivismo de otros. FOTO:  DT

Muchos vecinos denuncian el incivismo de otros. FOTO: DT

Sólo en un fin de semana en Calafell se han recogido 12 toneladas de basura tirada en la calle fuera de los contenedores. Muebles, neveras, decenas de colchones, restos de poda. El Ayuntamiento ha tenido que poner una brigada especial por las tardes exclusivamente para retirar muebles tirados en la calle.

La situación no es sólo de Calafell, en El Vendrell explican que ni en los meses de agosto más conflictivos se ha visto ese incivismo. El Ayuntamiento ha activado patrullas de vigilancia de Policía Local, uniformadas y de paisano para intentar cazar a los incívicos y ya ha caído alguno. Esa denominada Operación colchón que se activó a finales del pasado año, se ha tenido que repetir tras levantar la movilidad.

Hace años

Cunit no se libra. Explican que cada año a principio de temporada es complicada. En verano ya refuerza la recogida, pero las basuras se ven por todas las calles.

La situación se ha disparado desde que se levantó el estado de alarma y se han abierto muchas segundas residencias.

«Hace años que no se veía ese incivismo», explica el concejal de Ecología Urbana de Calafell, Aron Marcos. En Calafell se va incrementar el patrulla de inspectores para que realicen el control por las mañanas, tardes y noches. El objetivo es identificar a los incívicos y sancionarlos.

Calafell ha tenido que ampliar el servicio de recogida incluso a las tardes, pero a los pocos minutos que pasa el camión, las aceras vuelven a estar llenas de trastos. «Este incivismo siempre sube cuando crece la población, pero este año se están batiendo récords negativos», explican en el consistorio.

La situación sorprende porque en los diversos municipios hay servicios gratuitos de recogida de muebles viejos. Con sólo llamar a un teléfono se indica el día que pueden dejarse esos materiales en la acera para evitar que se acumulen con el riesgo de salubridad que supone además de la mala imagen y el sobrecoste para las arcas municipales.

En los municipios se tema que a medida que entre el verano crezca ese incivismo que parece que tras el confinamiento ha llevado a muchos a cambiar todo el mobiliario de las casas. En un menos de un mes se han recogido decenas de colchones.

Temas

Comentarios

Lea También