Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell, Calafell y Cunit se libran de 56 torres de alta tensión

Endesa desmantela la línea y hará otra junto a la AP-7 y C-32 hasta una subestación que levantará en la capital del Baix Penedès

José M. Baselga

Whatsapp
Las torres de tensión atraviesan por zonas urbanas como en Calafell, hipotecando los terrenos.  Foto: JMB

Las torres de tensión atraviesan por zonas urbanas como en Calafell, hipotecando los terrenos. Foto: JMB

Cunit, Calafell y el barrio marítimo de Coma-ruga en El Vendrell se librarán de 56 torres de alta tensión en un trazado de 11 kilómetros que desde hace décadas atraviesa por núcleos de población. La construcción de una subestación en El Vendrell permitirá desmantelar la actual línea y hacer una nueva paralela en las autopistas AP-7 y C-32.

Endesa ya ha acabado los proyectos de la subestación a la que llegará la nueva línea de alta tensión donde se transformará en media tensión para inyectarla a la red. Además de liberar el camino de la luz que traza las torres, la inversión garantiza el suministro en la zona costera sin los cortes que en ocasiones se producen.

A los polígonos

Los diferentes municipios habían reclamado inversiones ya que los cortes de suministro ponían en cuestión el desarrollo económico de la zona. La línea también debe contribuir a dotar de energía el interior del Baix Penedès. Los promotores de los polígonos industriales han advertido de la imposibilidad de acoger empresas por la falta de suministro eléctrico.

Desde la nueva subestación saldrán cuatro líneas de media tensión que llegarán a diferentes puntos estratégicos de la comarca. Hasta la nueva infraestructura llegarán dos líneas de alta tensión desde las subestaciones de la Geltrú y de Altafulla y que irán por los márgenes de las autopistas en unos 12 kilómetros.

6 millones

La obra tiene un presupuesto de 6 millones de euros financiados parcialmente por Endesa en su programa de mejora de las infraestructuras en el Camp de Tarragona. La subestación estará en el término municipal de El Vendrell, en terrenos no urbanos. Hace años se señaló una zona junto a Sant Vicenç de Calders. El proyecto contempla una subestación híbrida que permite reducir la superficie ocupada. Los trabajos para la nueva línea podrían comenzar antes de acabar el año. Inicialmente estaba previsto energizar la nueva línea desde la red de transporte de 220 Kv, pero ante la dificultad para obtener los permisos necesarios se ha optado por alimentarla desde la red de 110 Kv.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También