Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell distingue la ocupación por necesidad de la delincuencial

Redacta un protocolo que permite garantías a las familias en riesgo de exclusión y persigue a quien saquea pisos y genera desórdenes

José M. Baselga

Whatsapp
Guardia Civil y Policía Local  custodian el tapiado de pisos en un bloque ocupado. FOTO: DT

Guardia Civil y Policía Local custodian el tapiado de pisos en un bloque ocupado. FOTO: DT

El Ayuntamiento de El Vendrell distinguirá entre las ocupaciones de viviendas por necesidad de las familias de otras de «aprovechados», como las definió el concejal de Gobernación Rafel Gosálvez.

Para ello redacta un protocolo de actuación que distinga las dos situaciones. Las familias que hayan ocupado por necesidad tendrán una «cobertura», mientras las ocupaciones delincuenciales serán perseguidas a pesar de los pocos medios del Consistorio.

El problema de las ocupaciones vandálicas que generan tensiones entre los vecinos del inmueble e incluso en el barrio es una preocupación. En los últimos meses ya se ha logrado que los bancos propietarios tapien algunos de sus inmuebles que estaban saqueados.


Enfrentamientos
Hay bloques completamente ocupados a excepción de un par de pisos. Los propietarios que compraron ven como se degrada el inmueble además de tener enfrentamientos con los ocupantes. Gosálvez dice que el Ayuntamiento mantiene contacto con el juzgado para agilizar los casos de vecinos que denuncian la ocupación en sus edificios y que generan tensiones. «Nos gustaría una solución más ágil».

El problema es el de siempre. La falta de pisos para alquiler social. El Vendrell está en el listado de la Generalitat de localidades con alta necesidad habitacional. Pero esas viviendas cerradas que podrían aprovecharse no llegan al mercado.


Sancionar a los tenedores
Municipios como Torredembarra han redactado reglamentos para sancionar a los grandes propietarios de viviendas en el caso de que las tengan más de dos años cerradas sin justificación.

El concejal de El Vendrell dice que se van logrando viviendas para ese alquiler, pero que el número todavía es ridículo en comparación con las cerradas. En estas se han instalado familias tras un estudio de los Servicios Sociales municipales.

En otros casos los bancos han propuesto a las familias un cambio de vivienda si por la que un día empezaron una hipoteca ha quedado fuera de sus posibilidades.

Alex Duque, presidente de la asociación de vecinos del Tancat III, una de las zonas con más ocupaciones ilegales y que genera quejas en el barrio, valora el protocolo que distinga las ocupaciones. Destaca sin embargo la necesidad de que surja de una mesa de coordinación.

Temas

  • COSTA

Lea También