Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell estudia si hay sanción para quienes impidieron el pleno

El alcalde justifica 'a lo Voltaire' la medida por respeto a todos los representantes políticos que hay en el Ayuntamiento

José M. Baselga

Whatsapp
Un policía local intentó convencer a los manifestantes para que escondiesen los carteles. Foto: JMB

Un policía local intentó convencer a los manifestantes para que escondiesen los carteles. Foto: JMB

El alcalde de El Vendrell, Martí Carnicer (PSC) recurrió al filósofo Voltaire para justificar por qué suspendió el pleno del martes cuando un grupo de personas mostró carteles contra el fascismo y silbó a la concejal de PxC al iniciar su intervención.

Carnicer recitó: «No comparto tu opinión, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarla», que puso en boca de Voltaire, símbolo de la Ilustración. Aunque en el debate de la paternidad de la cita muchos la atribuyen a la biógrafa del filósofo, Evelyn Beatrice Hall.

Sea quien fuese quien dejó la frase para la historia, Carnicer, acompañado por sus socios Eva Serramià (CiU) y Josep Marrasé (ERC), señaló que «debe rechazarse cualquier forma de condicionar el funcionamiento del pleno, que es la expresión democrática que han escogido los vecinos».

‘Actitud inamovible’

Ante lo que Carnicer consideró actitud inamovible de la docena de manifestantes, optó por suspender la sesión y retomarla una hora después a puerta cerrada. La decisión fue criticada por los grupos de Sí Se Puede y Som Poble, que optaron por no acudir.

El concejal de Som Poble, Alfredo Valdivieso, considera desproporcionado celebrar el pleno a puerta cerrada. «No ha habido alborotos ni gritos, sólo se han mostrado unos carteles que ni ofendían ni insultaban a nadie. Sólo expresaban libremente un pensamiento». Valdivieso destaca que en otros plenos se han exhibido carteles y no han acabado en suspensión. El alcalde responde que en esos casos, cuando se instó a quienes mostraban carteles, los ocultaron.

El portavoz de Som Poble explica que junto al de Sí Se Puede hablaron con el público «y conseguimos el compromiso de que guardarían los carteles hasta el final del pleno y que interpelarían a los concejales en los minutos reservados a los vecinos. Se lo explicamos al alcalde, pero se mantuvo en su decisión, que consideramos vulnera la libertad de expresión».

Concentración

La polémica parte de la posible concentración en la comarca el sábado de los partidos Plataforma x Catalunya, España 2000 y Partido por la Libertad, para sellar la federación que llevará el nombre de Respeto. Esa convocatoria no está confirmada pero genera rechazo de sectores del Baix Penedès.

Som Poble presentó una moción al pleno para que se rechazase «de manera explícita y pública» el acto. PxC por su parte presentó una instancia para que esa moción no fuese introducida en el orden del día. Carnicer dijo que el gobierno pidió un informe a la secretaria municipal para avalar la moción y fue afirmativo.

Los representantes de los partidos del gobierno evitaron precisar cuál hubiese sido su voto a la moción de Som Poble. Eva Serramià (CiU) destacó que debe entrarse en una dinámica en la que los temas del pleno tengan una relación directa con el municipio y que afecten directamente a los vecinos.

Carnicer dijo que la regeneración política no puede hacerse desde la limitación de la libertad de expresión. «Nadie se puede atribuir la posesión de la verdad absoluta». Como Voltaire, que sostenía que la razón era la mejor manera de hacer frente a la ignorancia y a la tiranía.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También