Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell instala detectores de humo en las casas de ancianos

De momento ha contactado con 74 personas de entre 81 y 89 años que viven solas, pero ampliará el margen de edades

José M. Baselga

Whatsapp
El responsable de Protección Civil de El Vendrell con uno de los detectores.  Foto:  JMB

El responsable de Protección Civil de El Vendrell con uno de los detectores. Foto: JMB

El pasado domingo los bomberos tuvieron que rescatar a una mujer de 80 años que vivía sola en la calle Industria de El Vendrell después de que se declarase un incendio en su vivienda.

La mujer tuvo que ser atendida por los equipos sanitarios y realojada en otra casa. La causa del fuego fue un cortocircuito en la instalación eléctrica. En este caso hubo tiempo de rescatar a la víctima, pero en otros la tardanza en detectar el humo puede ser mortal.

Para prevenir situaciones de riesgo, principalmente entre las personas mayores que viven solas, el Ayuntamiento instalará en sus casas de forma gratuita detectores de humo. De momento ya ha contactado con 74 personas de entre 81 y 89 años para ofrecerles el dispositivo, aunque el objetivo es ampliar el número de beneficiarios.

Tiempo de reacción

El aparato emite unos fuertes pitidos al detectar humo de manera que la persona esté alerta. El responsable de Protección Civil de El Vendrell, Pere Callau, explica que las personas mayores tienen menos tiempo de reacción cuando se ha decretado el incendio por lo que el aviso les puede ayudar a ponerse a salvo.

Los servicios sociales del Ayuntamiento ofrecen el dispositivo y también realizan una visita a la vivienda para determinar su mejor ubicación. En función de la distribución podrán colocarse uno o varios detectores. El propio Ayuntamiento los revisará cada seis meses y les cambiará la batería cada año. Las visitas también sirven para detectar situaciones de riesgo como acumulación de objetos en la casa, proximidad de cortinajes a estufas o una sobresaturación de enchufes en un único punto.

La iniciativa pretende extenderse hasta prácticamente toda la población de mayor edad. El responsable de protección civil destaca que en muchos países es un dispositivo obligatorio. Por 15 euros que cuesta cada aparato el Ayuntamiento ha optado por asumir la instalación de los que sean necesarios.

 

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También