Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell plantea los contenedores de quita y pon

El Ayuntamiento señala que los soterrados no han dado el resultado esperado

José M. Baselga

Whatsapp
El objetivo es evitar las basuras junto a contenedores.

El objetivo es evitar las basuras junto a contenedores.

El centro histórico de El Vendrell podría contar con contenedores de basura de quita y pon. Los depósitos estarían en las calles sobre las nueve de la noche y se retirarían de madrugada.

Habría diferentes puntos,  por lo que los vecinos ya no podrían dejar las basuras en las puertas de sus edificios como hacen en algunas calles.

Soterrados
El proyecto llevaría a eliminar las baterías de depósitos soterrados que nunca han dado el resultado previsto. En muchas ocasiones estaban llenos y los vecinos dejaban las basuras en el entorno, o estaban rotos.

El Ayuntamiento contempla cómo mejorar la imagen de la zona e incrementar los niveles de reciclado que siguen siendo muy bajos, especialmente en orgánica.

Las baterías de quita y pon serían para diferentes fracciones de residuos. Exige sin embargo de una concienciación ciudadana ya que deben cumplir con las horas.

En Calafell
En Calafell funciona ese sistema en el paseo marítimo, pero hay vecinos que dejan las bolsas de basura a cualquier hora en los puntos en los que se colocan los contenedores, pese a que no estén puestos.

El concejal del área Ferran Trillas ha explicado que el sistema de quita y pon es el que se está valorando para el núcleo histórico. Con ello se evitaría la presencia de bolsas fuera de los depósitos que en ocasiones son objeto de vandalismo extendiendo la basura por la calle.

Reciclar más
Esas nuevas baterías de depósitos también pretenden incrementar los niveles de separación de residuos, que siguen siendo muy bajos en El Vendrell. Trillas señala que han mejorado desde 2016 cuando se impulsó la recogida de fracciones como el papel y cartón en los barrios marítimos. También en orgánica a nivel de todo el municipio. Si en 2016 se recogían 180 toneladas, ahora son unas 800. En el total de reciclado la localidad se acerca ahora al 21%, cuando hace dos años era del 15%.

Temas

Comentarios

Lea También