Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell plantea repetir la vigilancia privada contra el top manta

El Ayuntamiento niega que se acordasen zonas francas y se optó por garantizar la cobertura de un tramo de paseo en Coma-ruga

José M. Baselga

Whatsapp
Algunos manteros se han trasladado al límite con Calafell.

Algunos manteros se han trasladado al límite con Calafell.

El gobierno de El Vendrell (PSC, PDeCat y un concejal no adscrito) planteará en la próxima junta de seguridad local, en la que participan cuerpos policiales, repetir la contratación de vigilantes de seguridad privada para controlar la presencia del top manta en Coma-ruga.

El pasado agosto cuatro vigilantes jurados dieron apoyo a la Policía Local para evitar la colocación de manteros en el paseo marítimo. El gobierno valora la medida como efectiva ya que se ha evitado la presencia de vendedores entre la zona del puerto y el Hotel Europe, que es la más comercial.

Barrea
Vecinos y comerciantes  señalan que policía y vigilantes hacían de barrera, pero que tras la cual se colocaban una treintena de manteros que, aunque no frente a sus comercios, también suponen una competencia desleal.

El responsable de la Policía Local, Jordi Altarriba niega cualquier acuerdo con los vendedores para permitir una zona franca y explica que con el número de efectivos que tiene el cuerpo se optó por garantizar un espacio libre de manteros y se ha logrado.

Gato y ratón
Pretender  cubrir más paseo hubiese supuesto jugar al gato y al ratón con el consiguiente riesgo incluso para la seguridad ciudadana por las carreras que se suelen producir, explica el mando policial.

Por ello se considera que el despliegue policial con el refuerzo de vigilantes es positivo y se planteará repetir en próximos periodos vacacionales. Han sido cuatro vigilantes privados los que han apoyado a los policías desde las cinco de la tarde hasta la hora de retirada de los manteros. El coste para las arcas municipales ha sido de 13.000 euros.

Menos vendedores
El concejal de Gobernación, Rafel Gosàlvez, valora la efectividad ya que explica que la presencia de manteros se ha reducido  a la mitad respecto a otras épocas y también han estado menos horas. 

Se valora además la ausencia de enfrentamientos entre manteros y paradistas del mercado de artesanía que también están en el paseo marítimo pero pagando tasas.

La contratación de vigilancia privada para apoyar a la Policía Local ha llevado a que otros municipios como Roses o Castelldefels hayan contactado con el Ayuntamiento de El Vendrell para conocer detalles de la iniciativa.

Sin remplazar
Durante el funcionamiento del sistema un sindicato policial criticó la medida. Desde la Policía Local explican que ni se pretendía ni se puede remplazar la acción policial, pero ha servido para garantizar vigilancia constante en el caso de los agentes fuesen llamados para atender una urgencia.

Donde sí que se mantiene la presencia de manteros en El vendrell en el paseo marítimo de Sant Salvador, en el límite con Calafell y allí los vendedores cruzan la calle cuando llega la Policía Local de El Vendrell

Temas

Comentarios

Lea También