Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell quiere evitar que llegue el agua al final de la riera de La Bisbal

Remodelará el interceptor para parar la avenida unos 350 metros riera adentro y llevarla hasta la estación impulsora que hay en la zona para evitar malos olores y proliferación de mosquitos

José M. Baselga

Whatsapp
La riera provoca una acumulación de agua en la desembocadura ya que no llega al mar. Foto: JMB

La riera provoca una acumulación de agua en la desembocadura ya que no llega al mar. Foto: JMB

El Ayuntamiento de El Vendrell intentará evitar que el agua que baja por la riera de La Bisbal y que principalmente es la que se libera de la depuradora supramunicipal de Santa Oliva, llegue a la desembocadura, junto al barrio de Sant Salvador, donde se estanca generando malos olores y mosquitos.

La solución la buscará unos 350 metros hacia el interior de la riera antes de la desembocadura. Allí hace años ya se hizo un interceptor de manera que fuese una especie de barrera del agua y que ésta se condujese hacia la bomba impulsora que hay en la zona y de allí al emisario submarino.

Ese interceptor consistía en un muro subterráneo a metro y medio de profundidad, pero la obra se ha mostrado insuficiente. La bajada constante de agua ha impregnado todo el terreno de manera que el agua pasa bajo ese dique y vuelve emerger una vez superado para seguir bajando por la riera.

Más muro o canal

La solución que se plantea el Consistorio y la Agència Catalana de l’Aigua es reforzar el interceptor profundizando el muro o haciendo una especie de canal que lleve el agua desde ese punto hasta la planta impulsora. De esta manera en sus últimos 350 metros la riera estaría seca.

Con la medida el Ayuntamiento considera que se evitarían los problemas en el tramo final de la riera. Soluciones como las que ya aplicó ese verano de verter arena para tapar los charcos, además de ineficaces, son una afectación a la riera que el departamento de Medi Ambient de la Generalitat ya ordenó retirar para restaurar la situación natural.

Como medida preventiva contra los olores y la proliferación de mosquitos Medi Ambient señaló la posibilidad de inyectar agua de mar en la desembocadura para mezclarla con la que baja por la riera ya que en situaciones con elevado índice de sal ni se generan olores y los insectos depositan sus larvas.

‘Se hará’

A pesar de que la solución que los técnicos consideran más efectiva sería reforzar el interceptor que ya existe, la financiación, que debe ir a cargo de la Agència Catalana de l’Aigua es el principal problema por la inversión necesaria. Sin embargo desde el Ayuntamiento de El Vendrell consideran que la obra se hará.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También