Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell quiere salvar las últimas casas modernistas de Coma-ruga

Están catalogadas, pero el Plan General permite en la zona bloques de cuatro pisos y los dueños piden compensación
Whatsapp
En la parte frontal de las casas hay un pequeño jardín.  Foto: PxC

En la parte frontal de las casas hay un pequeño jardín. Foto: PxC

Son los últimos vestigios de construcción modernista en Coma-ruga. De cuando la zona atraía a visitantes por sus aguas termales. Pero a pesar de estar en el precatálogo de bienes arquitectónicos del Ayuntamiento, el conjunto de casas modernistas de Coma-ruga presentan un estado de abandono.

El problema es que la catalogación que protege a los edificios choca con el Plan General del municipio que para la zona permite edificios de hasta cuatro plantas. Y los propietarios reclaman esos derechos que les concede el ordenamiento de El Vendrell, ya que es más rentable que las viviendas unifamiliares.

De hecho el propietario de una de las casas solicitó un permiso de derribo argumentando el riesgo de ruina de la vivienda, pero el Ayuntamiento la denegó. La concejal de Urbanismo, Laia Gomis (PSC) explica que «la voluntad es la preservación de estas casas» y así se lo ha hecho saber a los propietarios en diversas reuniones «y se está acabando de cerrar el acuerdo».

Compensar con suelo

Para ello el Ayuntamiento debería compensar a los dueños por los derechos de techo que pierden según el Plan General y que les recorta la catalogación. Una posibilidad es compensar a los propietarios con suelo de propiedad municipal. La nueva legislación permitiría al Ayuntamiento compensar con suelo sin necesidad de destinarlo a vivienda de protección.

La situación de abandono que presentan las casas ha levantado las quejas de PxC, en la oposición, que consideran que «es actualmente uno de los puntos más negros del urbanismo de las playas». Para PxC la creciente degradación de las construcciones «es por una parálisis del Ayuntamiento al no aprobar un plan especial urbanístico que proteja el conjunto de casas».

Electoralismo

La concejal de Urbanismo señala que PxC busca electoralismo, «pero llegan tarde porque hace meses que el Ayuntamiento trabaja para solucionar la situación».

Las casas están en la calle Vilafranca y limitan con la plaza Germans Trillas y la avenida Palfuriana. Las viviendas se levantaron en la zona donde se concentraba la actividad termal de Coma-ruga en las primeras décadas del siglo XX.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También