Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell regala 200 corazones

Voluntarios de entidades bordan cojines para entregar a mujeres que luchan contra el cáncer

José M. Baselga

Whatsapp
Voluntarias que han bordado los corazones.

Voluntarias que han bordado los corazones.

Hasta 200 mullidos corazones entregó El Vendrell a la Fundación Corachán. Los han hecho voluntarios del Grup de Dones de Vendrell, del grupo de piscina que hace Aquagym, del Talleret del Vendrell, del Esplai, de El Ventall...

Y en El Vendrell están dispuestos a hacer más. Los que hagan falta. A la entrega de los corazones a los representantes de Corachan acudieron miembros de las asociaciones de padres de todas las escuelas que se mostraron dispuestos a participar en la iniciativa.

Incomodidad
Los Corazones Solidarios, como se llama la iniciativa, surgió de Claudia Vilanova. La mujer superó un cáncer de pecho y recordaba la incomodidad tras la operación. No hay una postura en la que estar cómoda y con menos dolor.

Uno momento de la entrega de los corazones.

Explica que un día le regalaron un cojín en forma de corazón y que colocado bajo el brazo ayudaba a estar algo más confortada. Vilanova quiso que toda persona que necesitase ese cojín corazón tuviese uno. 

'Los que hagan falta'
Claudia contactó con Beni González, del Grup de Dones de El Vendrell y le explicó la utilidad de aquellos corazones. Las mujeres que semanalmente se reúnen en la asociación dijeron que iban a colaborar para que nadie se quedase sin ese corazón. Pero la iniciativa fue creciendo.

El Vendrell ya ha entregado 200 corazones que la Fundación Corachan regalará a mujeres que han pasado por una intervención para superar el cáncer de pecho. Son una «una especie de osos de peluche a los que abrazarse y que aportan confort», como los define Teresa Ramón y Cajal, del Servicio de Oncología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Diseñadores
Esos corazones comenzaron a conocerse en 2006 en Estados Unidos. Demostraron una gran efectividad y hasta diseñadoras como Ághata Ruiz de la Prada creó modelos que fueron cosidos por voluntarios de la Fundación Oncolliga y de la Fundación Ághata Ruiz de la Prada.

Tras haber entregado los 200 corazones a la Fundación Corachan, los voluntarios de diversas entidades de El Vendrell preparan más para donarlos. Jerusalén Torra, del Grup de Dones, señala que «se ofrecerán al hospital del Baix Penedès».

Temas

Comentarios

Lea También