Más de Costa

El Vendrell renuncia a las banderas azules

Considera que los criterios del distintivo chocan con los de sostenibilidad que pretende el Ayuntamiento

José M. Baselga

Whatsapp
Izado de la bandera en el Francàs.

Izado de la bandera en el Francàs.

El Ayuntamiento de El Vendrell renunciará este año a las banderas azules para las playas de Sant Salvador, Coma-ruga y el Francàs. Desde el inicio de la concesión de estos distintivos en 1987, sólo se había perdido o retirado en alguna ocasión por vertidos o por mantener un aparcamiento en la zona de Les Madrigueres.

Pero ahora el consistorio opta por no solicitar esa bandera azul que exige una serie de servicios como limpieza, calidad del agua, equipos de socorrismo, duchas, baños públicos, accesibilidad para personas con movilidad reducida o sostenibilidad ambiental.

La concejal de playas, Bárbara Peris, explica que todo esos servicios se van a mantener, pero «de forma compatible con el objetivo de naturalización de las playas». Peris dice que la bandera azul está muy pensada con servicios de manera antropizada, o sea, pensando en el usuario y no en el medio natural. Así, señala que «no se ajusta a los criterios de sostenibilidad que queremos aplicar».

Humanizada
Peris argumenta que para las playas de El Vendrell hay un proyecto de naturalización. El objetivo es la plantación de especies vegetales autóctonas, retirar de la arena estructuras y pasar a una limpieza manual de los arenales.  La concejal concluye que «los criterios sostenibles que queremos aplicar chocan con los de la bandera azul que piensa en unas playas muy humanizadas, pero no naturalizadas».

Una de las banderas de los últimos años.

La medida alerta a la oposición de ERC sobre las consecuencias de imagen que puede tener para el municipio la ausencia de banderas azules. Por mucho que pueda pensarse que el distintivo de bandera azul ya está amortizado.

El concejal republicano, Lluís Navarrete, señala que El Vendrell es un municipio que opta por el turismo familiar que requiere de los servicios de la bandera azul.

¿Se ha calibrado?
En este sentido pregunta si «¿se ha calibrado para el sector turístico el efecto de renunciar a la bandera azul?, para los restaurantes, para el comercio... ¿o vamos a cambiar de modelo». El partido ha pedido un informe que avale los efectos de la renuncia a la bandera azul.

La concejal de playas defiende que seguirán siendo unas playas con servicios pero adaptados a criterios de naturalización y descarta que pueda llevar a una caída de visitantes. «Tenemos las mejores playas y no tiene que venir nadie de fuera a decírnoslo».

Pero para el presidente del Centre d’Iniciatives i Turisme (CIT) de El Vendrell, Salva Rodríguez, la bandera azul sigue siendo una buena tarjeta de presentación. Considera «desacertado salir de una lista que es una marca de destino turístico». Rodríguez considera «que actualmente lo que hay que hacer es sumar todos los criterios y distintivos de excelencia posibles». Y destaca que «El Vendrell es un destino familiar. No puede ser que en la lista de bandera azul no estemos».

Choque
Barbara Peris reitera que «se van a adaptar todas las infraestructuras al medio ambiente ya que va a ayudar al mantenimiento de las playas con criterios de sostenibilidad. Considera que «chocan con la manera de uso de las playas que exige la bandera azul».

La oposición alerta «de la nefasta publicidad que supone cuando en junio se hagan públicas las playas que logran el distintivo esta temporada y falten las de El Vendrell». Porque de momento son las únicas playas que se ha conocido que renuncian a este distintivo.

Lluís Navarrete, de ERC, considera que «si diversos municipios de la costa acordasen esa medida podría entenderse como un nuevo criterio de gestión de playas, pero quedar solos nos va a señalar en negativo».

Xarxa Vendrellenca
También la Xarxa Vendrellenca, entidad que agrupa a diferentes asociaciones de vecinos ha pedido explicaciones por la renuncia a las banderas azules. El colectivo considera que no ayuda a la seducción del turismo familiar que en en el momento que se pueda va a buscar espacios tranquilos y con servicios. 

La concejal de Playas señala «preferimos destinar los esfuerzos a la recuperación de playas que a rellenar los formularios y cumplir con normas que después están sujetas a criterios arbitrarios». 

Explica que el pasado año hubo advertencias de la asociación que otorga las banderas señalando que por haber fallecidos en la playa o un escalón en la arena podría retirarse la bandera azul. «Y meter maquinaria pesada en la playa para suprimir un escalón no es sostenibilidad».

Otras han renunciado

En España las banderas azules las otorga la fundación ADEAC (Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor) que pertenece a la FEEE (Foundation for Environmental Education in Europe). No tienen  coste, pero son los municipios quienes deben solicitarla cada año.

Sin embargo cada vez son más los municipios que evitar solicitar ese distintivo. Argumentan que las inspecciones no son rigurosas  pero en cambio se ponen pegas por diversos motivos y que pueden hacer perder el distintivo. Desde que haya un tiburón a que pueda haber una sucesión de fallecimientos, pese a haber equipo de socorrismo pueden llevar ala retirada de la bandera.

Las playas de Sant Salvador.

Los municipios que han renunciado señalan que izar o no la bandera ya no afecta a la llegada de visitantes. Sin embargo son zonas principalmente de Asturias y Euskadi con muchas playas muy naturalizadas.

Pero en el Mediterráneo hay más competencia entre destinos y de hecho la bandera azul siempre se ha presentado como un elemento de calidad para atraer a visitantes. 

De hecho la propia web municipal destaca que «desde 1988 la costa de El Vendrell está galardonada con la bandera azul y está considerada, a menudo, una de las mejores de Catalunya. La misma web destaca que las playas cuentan con las certificaciones ISO.

Temas

Comentarios

Lea También