Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell retira de sus calles los últimos murales franquistas

Ayer quitó el de la fachada de las Casas baratas y hoy sacará el dedicado al 'ultra' Palau Rabassó en la calle de Mar

José M. Baselga

Whatsapp
El mural de la obra del entonces Ministerio de la Vivienda y que lucía en las casas baratas fue retirado ayer. Foto: DT

El mural de la obra del entonces Ministerio de la Vivienda y que lucía en las casas baratas fue retirado ayer. Foto: DT

El Ayuntamiento de El Vendrell ha retirado uno de los últimos vestigios que quedaban del franquismo en las calles de la localidad. En la fachada de las conocidas como casas baratas que se levantaron durante el régimen de Franco todavía lucía un mural de piedra en el que aparecían los símbolos del yugo y las flechas y la espiga y la palma de la Obra Sindical del Hogar.

Operarios municipales retiraron ayer las tres placas que formaban el mural y que el Ayuntamiento ha guardado en un almacén municipal. La retirada de los elementos franquistas estaba pendiente tras la aprobación de una moción que la CUPpresentó hace cuatro años y que señalaba los vestigios franquistas a retirar.

Hoy el de la Peña Ibérica

Hoy también está prevista la retirada de otra placa en la calle de Mar, en el núcleo histórico, como recomendó el informe que el organismo del Memorial Democràtic redactó entre 2008 y 2010 con los principales elementos franquistas a sacar de 185 localidades catalanas.

El mural de piedra de la calle del Mar recuerda la que fue casa natal de Francisco Palau Rabassó. Tallado en piedra, puede leerse «gran patriota fundador de la Peña Ibérica Vendrell», junto al escudo franquista, el águila, la divisa Una Grande Libre, el yugo y las flechas y las columnas de Hércules.

Rabassó militó en la extrema derecha y fundó la Peña Ibérica (1923), una entidad política y deportiva de ultraderecha y anticatalanista. Estaba camuflada como peña del RCD Español y la formaban funcionarios del Estado, exmilitantes del Sindicato Libre, militares y obreros. En 1925 eliminó de su nombre el término deportivo y logró mayor significación como grupo de extrema derecha.

Permiso de los propietarios

El concejal de ERC Josep Marrasé ya habló con los propietarios de la casa donde está la placa y explica que han aceptado la retirada del elemento, que les será entregado.

Quedaría en el municipio otro símbolo franquista junto a la autopista y a los pies de Sant Vicenç de Calders. Es una gran piedra de cuatro metros con letras que recuerdan la inauguración del tramo de autopista. Sin embargo, el Memorial Democràtic no consideró necesario intervenir, ya que la pieza está muy deteriorada y en un lugar poco relevante.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También