Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Vendrell y Calafell piden a Adif que permita al joven Cristian subir al tren

El 1 de septiembre debería empezar sus estudios de ingeniería en Barcelona, pero con su silla no puede acceder a los vagones
Whatsapp
El tren queda muy separado del andén y tiene escalones. Imposible para la silla de Cristian.  Foto: JMB/DT

El tren queda muy separado del andén y tiene escalones. Imposible para la silla de Cristian. Foto: JMB/DT

Los ayuntamientos de El Vendrell y de Calafell piden al gestor de infraestructuras ferroviarias (Adif) y a Renfe, que busquen una solución para que el joven Cristian González pueda desplazarse a estudiar a Barcelona con su silla de ruedas.

Cristian, de 18 años, espera iniciar en septiembre sus estudios de ingeniería multimedia, pero de momento la falta de un tren adaptado o de un sistema para poder acceder al tren con su silla de ruedas, supone una gran barrera.

Los alcaldes Martí Carnicer de El Vendrell, donde reside el joven, y Ramon Ferré de Calafell, donde el padre de Cristian tiene un comercio, ya han mantenido contactos con responsables de Renfe y Adif reclamando que se busque una solución.

 

Hacer lo posible

Martí Carnicer explicó que «plantearemos las posibles soluciones. Debemos hacer posible que Cristian pueda subir al tren». En el mismo sentido desde el Ayuntamiento de Calafell explican que ya han contactado con responsables del servicio ferroviario y la próxima semana mantendrán una reunión para analizar el caso, con el propio joven.

El pasado sábado el Diari explicó la historia de Cristian y desde entonces el joven ha recibido mensajes de apoyo de todo el Estado y de sus vecinos. «Me conocen por la calle. Me dan ánimo y me piden que no desista».

Cristian González obtuvo un 9,4 en bachillerato y un 13 sobre 14 en la prueba de acceso para la carrera que debe estudiar en La Salle Bonanova de Barcelona. El joven sufre una atrofia muscular de nacimiento y debe moverse en una silla de ruedas eléctrica con la que no hay manera de acceder al tren en la estación de El Vendrell.

 

Demasiado peralte

El ferrocarril es la manera más factible de desplazarse a diario a Barcelona, pero la barrera arquitectónica, de momento lo impide. En la estación de El Vendrell el principal problema es que el peralte del tren en la estación deja muy alejado el vagón del andén y además de la separación, los dos escalones de acceso son imposibles para la silla de ruedas eléctrica.

Otra posibilidad para desplazarse a diario a Barcelona sería el autobús, pero a pesar de estar adaptado, llega a las 9.00 a Barcelona, cuando el joven comienza sus clases a las 8.00. El caso ha motivado una gran reacción de apoyo hacia el joven a través de las redes sociales y en la propia calle.

A través de su correo electrónico ayuda@cristiangonzalez recoge mensajes de ánimo. «Hay quien me da ideas de cómo colocar una estructura para que desde el andén acceder al tren, quien me da apoyo y quien me dice que moverá el tema por las redes sociales», explica el joven que asegura que «haré todo lo posible para encontrar una solución. En mi caso hay muchas otras personas».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También