Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El antiguo hospital de l'Hospitalet de l'Infant, Bé Cultural d’Interès Nacional

Fue fundado en 1343 por el Infant Pere, conde de Prades, y entonces era conocido con el nombre de Hospital del Coll de Balaguer  

Diari de Tarragona

Whatsapp
Hospital medieval de L’Hospitalet de l’Infant.  fotO: DT

Hospital medieval de L’Hospitalet de l’Infant. fotO: DT

El Govern ha aprobado declarar Bé Cultural d’Interès Nacional, en la categoría de Monument Històric, el antiguo hospital de l’Hospitalet de l’Infant, y delimitar un entorno de protección para este monumento. 

El antiguo hospital está ubicado entre las calles Jaume Castellví, la Via Augusta, la plaza Catalunya y la plaza Berenguer d’Entença. Fue fundado 1343 por el Infant Pere, conde de Prades, con la autorización del arzobispo de Tarragona, el obispo de Tortosa y el papa Climent VI con el nombre de Hospital del Coll de Balaguer. A partir del siglo XV se llamó ya Hospital de l’Infant y dio este nombre a la población nacida a su alrededor.

El edificio del antiguo hospital es un edificio gótico constructivamente comparable a las murallas de Santes Creus y de Montblanc, mientras que como tipología hospitalaria medieval es un ejemplar único tanto en Catalunya como en el resto de Europa.

La realidad actual del conjunto edificado del antiguo hospital es heterogénea, tanto en su estructura como en su propiedad, aunque aparecen elementos que son comunes en muchos casos y que tienen una lectura transversal, como es su cierre perimetral. Después de múltiples cambios de usos y segregaciones de la propiedad, el edificio tiene elementos de titularidad pública, como la plaza del Pou, la plaza Berenguer d’Entença y el pequeño patio del ángulo suroeste, mientras que el resto es de titularidad privada diversa.

Entorno de protección 

El entorno de protección establecido a su alrededor quiere garantizar la pervivencia, en las mejores condiciones posibles, de sus múltiples valores culturales y evitar que la alteración del espacio que da apoyo ambiental al bien pueda afectar a los valores, la contemplación o la estudio del monumento histórico.

Por ello, entre otros aspectos, se velará por la correcta visualización del monumento y por la integración armónica de las posibles edificaciones, instalaciones o usos que se puedan establecer en el futuro, y se preservará el equilibrio entre la necesidad de crear esta área de protección que garantice su preservación con la voluntad de no afectar más espacios de los estrictamente necesarios.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También