Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El asesino confeso de la joven de Vilafortuny es Hammou Abderrahamane y la atacó con un cuchillo carnicero

La víctima es Fadua Talssi y según fuentes de la investigación había iniciado una nueva relación sentimental 

Àngel Juanpere , Jordi Cabré

Whatsapp
Un crespón negro presidía ayer la heladería donde Fadua trabajaba desde hacía un par de años. Foto: Alba Mariné

Un crespón negro presidía ayer la heladería donde Fadua trabajaba desde hacía un par de años. Foto: Alba Mariné

Fadua Talssi salió de casa, situada en Vilafortuny, como todas las mañanas. Trabajaba desde hacía un par de años en la heladería Sanchis, en el centro del paseo Pau Casals de La Pineda. Su turno empezaba de buena mañana y terminaba a las tres.

El domingo fue diferente. Hammou A., de 43 años, fue en su busca. Se desconoce cómo llegó desde su piso en Campclar (Tarragona) hasta la vivienda de su expareja. Lo cierto es que ella lo invitó a subir a su Peugeot 206 gris metalizado porque iba a trabajar. Cuando la encontraron los Mossos ella llevaba el uniforme de trabajar y estaba en el asiento del piloto con el cinturón de seguridad puesto y el cuerpo ladeado hacia el asiento vacío, el que dejó Hammou cuando salió del vehículo para entregarse.

Minuto de silencio para condenar el acto en Vila-seca.

Posiblemente discutieron durante el primer tramo del trayecto hasta el punto de que Fadua frenó enfrente del Cambrils Park. La marca de rodadura todavía sigue en el asfalto. Se especula que esta joven de 29 años podría haber iniciado una nueva relación. Y esto a Hammou no le sentó nada bien. Habían cortado hace unos cuatro meses y durante este tiempo la había llamado en reiteradas ocasiones para retomar una relación que ya no tenía futuro. 

Tras el frenazo, Fadua aparcó el coche. Quería que su ex pareja saliera del coche. Desconocía que había salido desde Campclar con un cuchillo carnicero escondido entre la ropa. 

La joven iba vestida con el uniforme de la heladería a la que se dirigía a trabajar

Fue entonces cuando la apuñaló. Fue a traición. Esta es la hipótesis con la que ha trabajado Mossos desde el primer momento. El médico forense encontró una cuarentera de cortes, pero la mitad de ellos mortales. Este ensañamiento deja de lado el homicidio y se refuerza la hipótesis del asesinato.

Los cortes visibles estaban en la cara y el abdomen, aunque hubo apuñalamiento en la espalda. Los agentes que llegaron primero vieron el cuerpo inerte de la joven trilliza con múltiples cortes y los asientos manchados. El cuchillo carnicero también se encontró dentro del turismo.

Minuto de silencio para condenar el acto en Salou.

Fadua estaba empadronada en Cambrils desde febrero de este año. Antes (desde 2014) había vivido con Hammou en La Pineda y su relación y primera vivienda se sitúa en el barrio de Torreforta, en Tarragona según han confirmado diferentes fuentes a este rotativo. Sin embargo, Hammou ha estado cuatro meses en Marruecos y su vuelta a España, se instaló en un piso de Campclar. 

Fadua, en cambio, dejó el piso de La Pineda y se mudó a casa de una de las hermanas. Era feliz aquí y tenía a su familia. No necesitaba más. En el trabajo era muy querida y ayer, tras 24 horas de su muerte, el ambiente en la heladería Sanchis de La Pineda era triste y poco animado.

La joven sufrió 20 puñaladas y 20 cortes mientras intentaba defenderse

Un crespón negro, de duelo y respeto hacia su compañera, presidía discretamente una de las columnas metálicas. El propietario de la heladería mantiene contacto con la familia de la víctima con la intención de poder ayudarles en lo que pueda. Fadua era una mujer extraordinaria y su pérdida ha dejado a muchos de sus compañeros muy tocados, han cofirmado varias fuentes al Diari.

Hammou se entregó el domingo a primera hora tras asesinar a su ex pareja. Se fue directamente hasta la comisaría de distritos de Mossos que está en Salou y allí explicó lo ocurrido al agente de guardia. La sangre que llevaba en la ropa daba credibilidad a lo que estaba contando. 

A pie hasta la comisaría

Nadie sabe cómo llegó hasta allí desde el Vial del Cavet. Lo cierto es que si el marroquí llegó a las 8.15 horas a la comisaría –posiblemente a pie–, el asesinato de Fadua se produjo una hora antes, aunque esta información no se ha podido contrastar. Automáticamente, Hammou quedó detenido por los agentes de la policía que activaron a varias patrullas para comprobar si un Peugeot 206 gris metalizado estaba estacionado en el vial (T-325).

Minuto de silencio para condenar el acto en Cambrils.

Mossos informó de lo ocurrido a las Policías Locales de Cambrils, Salou y Vila-seca. A la primera y a la tercera para verificar si en el censo constaba la víctima y el agresor. Y al cuerpo de seguridad de la capital de la Costa Daurada porque los hechos se habrían perpetrado en su término municipal.

Hoy pasará a disposición judicial del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Reus. Aunque los hechos ocurrieron en Salou, la ley permite en estos casos de violencia de género que el juzgado que lleve el caso sea el que corresponde a la residencia de la víctima. Al estar censada en Cambrils, el juzgado que toca es de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También