El 'barra brava' que terminó escondido bajo un camión en Torredembarra

Mossos d'Esquadra con la colaboración de la Policía Local detienen a un joven de Roda de Berà de 23 años acusado de un delito de lesiones. Golpeó con un hierro a varias personas en una pelea en las inmediaciones de una discoteca 

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: CME

FOTO: CME

Un joven de Roda de Berà de 23 años y con un incipiente historial delictivo fue detenido en la madrugada del sábado en las inmediaciones de una discoteca situada en el polígono industrial Roques Planes.

Se le acusó de un delito de lesiones al golpear con una barra de hierro afilada en un extremo a un mínimo de tres personas, la primera de ellas con heridas graves que requirieron puntos de sutura. Fuentes de la investigación señalan que si las heridas con esa barra hubieran dado en zonas más sensibles, quizá la víctima, un hombre de 41 años, ahora estaría ingresado o bien una situación peor.

El agresor, según han informado las mismas fuentes, estaba zarandeando y golpeando coches que estaban aparcados en las inmediaciones de la calle Riera de Gaià, sede de la discoteca.

Uno de los conductores vio lo que hacía este joven (acompañado de otros) y fue a recriminarle los hechos. El agresor se giró al conductor y le golpeó con la barra de hierro. El primer impacto iba a la cabeza pero la mano evitó que llegara allí, le hizo una herida profunda en la palma a consecuencia de la punta afilada. El otro golpe lo dio al muslo y le abrió otra herida grave, que no alcanzó venas ni arterias. Fue atendido por el SEM y trasladado al hospital de Santa Tecla.

La situación desembocó en una pelea multitudinaria y la participación de los vigilantes de seguridad para separar a las partes. Otros dos jóvenes resultaron heridos y con cortes superficiales.

El agresor se encontró en minoría y ante la posibilidad de que recibiera una paliza intentó huir y se escondió debajo de un camión aparcado en las inmediaciones. En aquel momento, y tras llamadas al 112, empezaron a llegar patrullas policiales (4 de Mossos y dos de la Policía Local). Los agentes vieron que había un grupo de personas rodeando un camión y al acercarse observaron que una persona estaba debajo del vehículo pesado.

Dispersaron a la gente e invitaron al escondido a que saliera. Cuando lo hizo, se empezó a esclarecer lo ocurrido. El agresor (que había tirado la barra de hierro) fue detenido por un delito de lesiones. El arma se localizó más tarde entre unos matorrales. 

En la identificación de las personas, se descubrió que otra de las víctimas era una persona con una orden de búsca y captura e ingreso a prisión. Se trata de un joven de Creixell de 25 años que terminó detenido por incumplir el mandato judicial.

La tensión fue disipándose hasta que desapareció con la marcha de las patrullas y los dos detenidos. Uno de ellos ya ha ingresado en prisión, el otro pasó el domingo a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de El Vendrell y el juez decretó libertad provisional con cargos.

Temas

Comentarios

Lea También