El búnker de Cunit ya sufre ataques

La Policía Local Local intenta identificar al autor de los garabatos

José M. Baselga

Whatsapp
La pintada en una de las paredes.

La pintada en una de las paredes.

La construcción de una réplica de la defensa de costa que tuvo Cunit durante la Guerra Civil para vigilar de un posible ataque por mar de las tropas franquistas tras tomar Mallorca ha finalizado hace unos días.

La llagada por mar de tropas invasoras no se produjo, por lo que esa defensa de hormigón que construyeron los propios vecinos no sufrió el ataque con fuego. Pero ha sido acabar la construcción y de manera inmediata sí que ha sido atacada con grafitis.

Una gran pintada ha aparecido en una de sus paredes y cuando todavía debe completarse la obra para equiparla como punto didáctico con plafones y vídeos en su interior para dar  a conocer aquellos días de contienda, ya debe ser limpiada.

La pintada en el búnker.

La Policía Local de Cunit revisará imágenes de cámaras de vigilancia de la zona por si permitiesen identificar a los responsables del garabato.
De momento se han tomado fotos del grafiti por si ayudan a  localizar por la firma a su autor y poder denunciarle en base a la ordenanza de convivencia. En este sentido se intentará cotejar con otras pintadas que hay en el municipio para intentar establecer una relación. El Ayuntamiento también colocará un cartel que alerte de que se trata de una zona vigilada. 

Detractores
La construcción de esa réplica del búnker tiene detractores ya que ha costado unos 65.000 euros que algunos vecinos consideran que podrían haberse destinado a otras necesidades sociales. También señalan que está en parque frente al mar y junto a una zona de juegos infantiles.

La reconstrucción de esa construcción está enmarcada en un proyecto de rehabilitación de defensas de costa que hubo en el Penedès, donde quedan pocas muestras y que están en peligro de desaparecer.  Quedan en la zona de Les Madrigueres y el Francàs en El Vendrell, en Cubelles, Vilanova y Sitges. El de Cunit será el único musealizado y visitable de los 8 que hay entre Sitges y el Francàs.

Una de las pocas imágenes del búnker original.

De la de Cunit no quedaban más que imágenes que han servido para construir la réplica. La iniciativa la coordina la Universitat de Barcelona. Según se ha explicado en los próximos días estará acabada con todos los equipos que permitan conocer esa parte de la historia del municipio.

Desde 1937
Durante la Guerra Civil  los pueblos costeros establecieron una red de defensas que sin embargo  no pudieron frenar los ataques que llegaron por el aire con continuos bombardeos. 

A principios de 1937 en Cunit había una línea de trincheras de 2.000 metros y ese año también  se ubicaron nidos de ametralladoras en las zonas de L’Estany, Tres Pins y la masía de Segur. Hubo además un sistema de comunicación entre todas las defensas levantadas a lo largo de la costa para advertir del esperado ataque.

El concejal de Cunit Jaume Casañas señala que la reconstrucción del búnker debe servir para conocer la historia del municipio, por o que ha lamentado el ataque que ya ha sufrido con pintadas en sus paredes.

Temas

Comentarios

Lea También