Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cadáver hallado en Miami Platja llevaba unas bermudas puestas

Toda apunta a que los hechos sucedieron en verano 
Whatsapp
Los cazadores recorrían el cauce del Barranc de Rifà de Mont-roig del Camp.

Los cazadores recorrían el cauce del Barranc de Rifà de Mont-roig del Camp.

El avanzado estado de descomposición de los restos encontrados ayer en Mont-roig del Camp hicieron que no se pudiera datar cuándo ocurrido el crimen –seguramente lo podrá determinar la autopsia que se realizará hoy por parte de dos médicos forenses. Pero todo apunta a que fue en verano porque el cadáver llevada bermudas.

Unos cazadores encontraron, a primeras horas de la mañana de ayer, los restos del cadáver en el fondo de un barranco de Miami Platja. Por el momento no se ha podido identificar a la víctima. Los Mossos d’Esquadra se han hecho cargo de la investigación de un caso que está bajo secreto de sumario dictado por el Juzgado de Guardia de Reus.

Un grupo de tres cazadores había salido ayer por la mañana a realizar esta práctica. Sobre las 10.20 horas, según confirmaron los Mossos d’Esquadra, se encontraban con sus perros en el Barranc de Rifà, una zona muy próxima a la salida de Mont-roig del Camp de la autovía A-7. 

Los cazadores vieron en el fondo del barranco lo que parecían restos de un cadáver. Éste estaría en el interior de un saco atado. Ante este hallazgo, alertaron de los hechos a la Policía Local de Mont-roig. Los agentes verificaron el hallazgo y lo comunicaron a los Mossos d’Esquadra, que acordonaron la zona.

Al detectarse que podría tratarse de una muerte violenta, agentes de la Divisió d’Investigació Criminal adscritos al Àrea d’Investigació Criminal (AIC) de la Regió Policial Camp de Tarragona se hicieron cargo de la investigación. Y es que desde un primer momento, tal como estaba el cadáver –en una bolsa atada– apuntaban a un crimen. Los policías tomaron declaración a los tres cazadores que encontraron el cadáver.

Por el lugar donde fue encontrado el cuerpo todo parece indicar que el autor o los autores llevaron a la víctima –viva o muerta– hasta la parte superior del barranco y seguidamente la arrojaron al fondo. 
El avanzado estado de descomposición hizo que no se pudiera determinar si se trata de un hombre o una mujer. Los investigadores al parecer cotejaron la base de personas desaparecidas para ver si la víctima pudiera estar en dicho listado, con resultado negativo. No había posibilidad de tomar las huellas digitales y sí la dentadura, que se podrá comparar cuando se tengan indicios sobre la identidad de la persona. 

Temas

Comentarios

Lea También