Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ciclo formativo de jardinería de Calafell empieza sin aulas ni área de cultivo

El alcalde Ramon Ferré denuncia que el anterior gobierno no dejó nada preparado y que el presupuesto era insuficiente
Whatsapp
Las instalaciones dependen del instituto La Talaia de Segur de Calafell.   Foto: DT

Las instalaciones dependen del instituto La Talaia de Segur de Calafell. Foto: DT

El ciclo formativo de grado medo en jardinería y floristería que debe comenzar en septiembre en Calafell tendrá que hacerlo en unos equipamientos provisionales. El edificio de las aulas teóricas no está comenzado y a fecha de ayer no había ni un palmo de terreno habilitado para realizar plantaciones que sirvan de formación práctica a los alumnos.

La formación de una especialidad que se incorpora a la oferta edicativa del instituto La Talaia está previsto que se desarrolle en las instalaciones del antiguo Club Tennis Bonavista. El Ayuntamiento compró la zona hace unos años. Pero todavía no hay nada a pesar de que los primeros alumnos ya han realizado la matrícula.

 

Sin barracones

El nuevo gobierno (PSC-PP-UAM) reconoce la imposibilidad de acabar el edificio donde estarán las aulas teóricas para las que podria aprovecharse el viejo bar del tenis, pero debe adecuarse a las nuevas necesidades. El alcalde Ramon Ferré descarta instalar de barracones que deberían alquilarse.

«Para evitar ese gasto las clases teóricas se harán en un equipamiento municipal cercano a la zona», señala Ferré. Pero la urgencia es la adecuación de terrenos para las plantaciones, huertos y los invernaderos imprescindibles para la práctica, esencial en este ciclo formativo.

Ferré explica que se ha agilizado el procerso para adecuar la zona. El alcalde critica que el anterior gobierno (CiU-PP) «sólo dejó una partida de 246.000 euros cuando sólo la obra de adecuación del edificio y un invernadero ya es de 429.000 euros». Con los huertos y más invernaderos el proyecto asciende a unos 652.000 euros de los que 105.000 son para eliminar las viejas pistas de tenis y habilitar espacios de cultivo. Ramón Ferré xplica que el Ayuntamiento afrontará la obra de una sola vez y que podría comenzarse por el área de cultivos para facilitar a los alumnos que puedan hacer prácticas. La actuación entera podría estar acabada a finales de curso.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También