Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cicloturismo y el golf, claves para desestacionalizar la temporada en la Costa Daurada

El sector cree que el ámbito deportivo tiene un gran potencial de crecimiento. El clima es el punto fuerte del territorio

Mònica Just / Carmina Marsiñach

Whatsapp
Cambrils dispone de un gran abanico de rutas en bicicleta.  FOTO: cedida

Cambrils dispone de un gran abanico de rutas en bicicleta. FOTO: cedida

El turismo deportivo es una de las bazas que la Costa Daurada tiene en su mano para desestacionalizar la temporada. El ciclismo, el golf o el fútbol son los principales sectores. Y la náutica también tiene un papel clave. Los datos todavía están por ver. Pero los empresarios del sector han detectado un aumento importante de los mercados que apuestan por la oferta de la demarcación por el deporte.

A falta de las cifras oficiales de la temporada que prevé hacer públicas en las próximas semanas el Observatori del Parc Científic i Tecnològic de Turisme i Oci, Joan Antón, portavoz de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria de la Província de Tarragona (FEHT), se muestra satisfecho ante la presencia de esta especialización. «Es un ámbito que tiene un importante potencial de crecimiento. El de la bicicleta, a día de hoy, es el más amplio, pero hay alguno que quizás es más reducido pero que va ganando peso como el fútbol o los eventos como los bailes deportivos, entre otros», remarca. También pone sobre la mesa que la reciente celebración de los Juegos Mediterráneos les ha dejado con «instalaciones potentes» como pueden ser las piscinas, que supondrían para ellos una oportunidad en el ámbito de la natación. En el del golf, Antón subraya por ejemplo el papel de Lumine, que «lleva mucho tiempo trabajando el tema de la desestacionalización».

Los empresarios consideran, asimismo, que el ámbito del deporte es una oportunidad para la provincia en el ámbito turístico. Y es que ven en el clima una herramienta clave. «Tenemos buenas condiciones que, por ejemplo, permiten a los ciclistas arrancar su ruta desde cualquier punto de nuestro territorio y terminar en otro sin contratiempo», explica el portavoz de la FEHT. Y añade: «Además, no tenemos saturación, a diferencia de lo que ocurre en Baleares». También han percibido que a los ciclistas les gusta ir cambiando de destino para probar nuevas rutas, y que en este caso las carreteras y caminos de la demarcación suponen más oferta para ellos.

En cuanto a perfiles, el turismo deportivo atrae a visitantes procedentes sobre todo de Francia y países del norte de Europa como Holanda, Inglaterra o los escandinavos –en este caso más ligados al golf-. «Muchas veces son deportistas que en su país tienen condiciones climáticas adversas y que en invierno paran sus ligas –de fútbol, por ejemplo-, o detienen las temporadas –en el ciclismo empieza en abril-.

Hasta entonces practican en otros sitios», apunta Antón. E insiste en que el fútbol base también es una oportunidad para la Costa Daurada.
Este año todavía están a la espera de los datos. Pero también suelen producirse reservas de última hora. «No es un ámbito muy importante a nivel de facturación, pero el crecimiento sí que es muy destacado. Es una oportunidad y se está trabajando como tal. Es muy interesante», añade. «Principalmente se trata de golf, ciclismo y fútbol. Y tampoco debemos olvidar el tema de las estaciones náuticas con la vela. Es un gran recurso y la situación del sector es muy buena, ya sea en vela como en moto acuática», puntualiza.

Los empresarios del sector explican también que se han dado casos en los que gente que ha venido a hacer turismo deportivo, en verano elige de nuevo el destino para pasar sus vacaciones en familia. «Y es clave, como ocurre con el Imserso, para que los trabajadores del sector puedan tener empleo durante todo el año», apunta Antón.

También añade que, además del deporte, el turismo vinculado a los eventos y congresos es otro de los puntos fuertes de la Costa Daurada para prolongar la temporada más allá de los meses de verano y seguir con su camino hacia la desestacionalización. En la misma dirección, Marta Farrero, directora técnica del Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona, apunta que de hecho, ya hace años que se está trabajando sobre todo en la promoción del golf y el cicloturismo. «Lo que intentamos es explicar que realizar estas prácticas aquí es una buena opción por nuestras condiciones climáticas y nuestras instalaciones», expone Farrero. 

Sellos de turismo deportivo

Cabe recordar que Salou y Cambrils son dos de las ciudades de la Costa Daurada que cuentan con el sello de Turisme Esportiu que otorga la Agència Catalana de Turisme. En el caso de Salou tiene este reconocimiento en la modalidad de fútbol desde 2013 y en la modalidad de vela ligera desde 2016.

Por su parte, en Cambrils la distinción es por ser una ciudad especializada en estadas deportivas relacionadas con la vela, el atletismo el ciclismo o el futbol. El punto fuerte de la Costa Daurada es poder realizar la práctica deportiva al aire libre. Según Farrero, el golf o el ciclismo se dirigen a un perfil de turista que realiza una práctica deportiva más profesional pero que no dejan de complementar su estada en el territorio con ocio en un momento u otro. En Salou, Cambrils y Vila-seca, es en Semana Santa cuando se concentra mucha actividad deportiva con distintos torneos y eventos. En estos casos el perfil de visitantes es más familiar. 

«El turismo deportivo está en crecimiento no tan solo en nuestra casa sino en general», explica Marta Farrero. Según una encuesta de gasto turístico (EGATUR), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el año 2017, 10,6 millones de turistas extranjeros generaron 112 millones de pernoctaciones en España y realizaron un gasto medio de 114 euros al día. Se trata de turistas que vienen a hacer deporte. 

Desde el Patronat ya han empezado a planificar la temporada del 2019. «Continuaremos también con la especialización de turismo cultural y también trabajaremos en enoturismo y gastroturismo», concluye Farrero.  

Temas

  • turismo
  • economía

Comentarios

Lea También