Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El comercio de Calafell pide eliminar la zona naranja porque ha alejado a visitantes

El alcalde considera que el 'atípico verano' ha sido por otras causas como las políticas

José M. Baselga

Whatsapp
La zona naranja en Segur de Calafell.

La zona naranja en Segur de Calafell.

El Ayuntamiento de Calafell activó una zona naranja de aparcamiento en todo el frente litoral de Segur con el argumento de que era una prueba piloto para que los visitantes tuviesen estacionamiento, los residentes usasen sus pakings privados sin ocupar la calle y la rotación beneficiase al comercio.

Pero tras la experiencia del verano el comercio de Calafell agrupado en la asociación Fòrum y el de Segur en la de Segur Platja, creen que la zona naranja ha alejado a los visitantes y la califican de error por lo que piden que no vuelva a usarse.

Buscan otras playas
En declaraciones a la emisora local, el presidente de Fòrum, Lluis Espuis, dice que «si alguien ha de pagar por ir a una playa, busca otras. En Cunit o en Sant Salvador no se paga. La zona naranja no ha sido acertada».

En la asociación Segur Platja destacan que los establecimientos nunca pidieron zona naranja. Los comercios de la asociación valorarán ahora la afectación que ha podido tener ese aparcamiento de pago.

‘Verano atípico’
Sin embargo desde el Ayuntamiento discrepan de que el «atípico verano», con una caída de visitantes, esté motivado por la zona naranja. El alcalde Ramon Ferré dice que circunstancias como  un cambio de la estacionalidad «con más visitantes durante los fines de semana del año, la situación política del debate de la independencia y la económica han contribuido a que haya menos visitantes».

Sobre el funcionamiento de la zona naranja dijo que el Ayuntamiento hará la valoración en los próximos días. Ferré señala no obstante que «se ha encontrado espacio para aparcar y se ha acabado con la indisciplina de dejar los coches sobre la acera. Los vecinos empadronados no han tenido problema para aparcar».

Alternativas
De las quejas del comercio Ferré dice que deben resolverse las quejas del sector «y lograr que nadie evite venir a Calafell porque no pueda aparcar». 

No precisa sin embargo si podría haber bonos de horas gratuitas para que los comerciantes los entregasen a sus clientes o que la zona naranja deje de estar activa de lunes a viernes como sugieren los comerciantes.

El comercio puntualiza que «nos dijeron que era una prueba. Nos sentimos como conejillos de indias», señalan comerciantes que lamentan que las pruebas se hagan a costa de sus cajas. Lluís Espuis reconoce la dificultad de compaginar los intereses de los residentes y los del comercio y que hay más residentes. Pero desde la asociación de Segur Platja aseguran haber recogido firmas y realizado consultas «y no encontramos a quien esté de acuerdo con la zona naranja».

Temas

Comentarios

Lea También