Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cómplice de asesinato de una empleada de banco en Cambrils dice que conoció al autor del crimen en un bar

La Audiencia de Tarragona juzga a este vecino del País Vasco, que ha admitido participar en el hecho delictivo, pero que huyó a pie cuando oyó el disparo mortal a Estela Calduch.

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del juicio en la Audiencia de Tarragona. FOTO: ACN

Imagen del juicio en la Audiencia de Tarragona. FOTO: ACN

El segundo autor del atraco mortal en Cambrils, cometido en 2010, se está juzgado por asesinato en la Audiencia de Tarragona. El individuo, que se enfrenta a 24 años de prisión, ha reconocido parcialmente los hechos.

Sin embargo, se ha desmarcado de la muerte de una empleada de la sucursal del Banco Santander de 25 años y se ha mantenido en el rol de cómplice del cerebro del plan (ya a prisión, condenado también por asesinato a un pena de 21 años y medio).

El cómplice ha dicho que no recuerda el nombre del autor del crimen. Que lo conoció en un bar y que este le planteó el plan, una semana antes del asalto. "Me lo propuso y acepté", ha confesado.

7455b09da7c6419.
Las cámaras del banco cogieron al autor del disparo, que se disfrazó. FOTO: CME

El acusado ha asegurado que ya se encontraron directamente en Cambrils, que sabía que el compañero iba armado, que él se limitó a vigilar desde la puerta de la sucursal y que, al sentir la detonación, huyó a pie sin llegar a ver la trabajadora muerta.

El acusado, que se ha reconocido a sí mismo en las imágenes captadas por la cámara del banco, hizo vida normal hasta que fue detenido cinco años después de los hechos.

Todavía no había declarado ni en sede policial ni en sede judicial. A la Audiencia también se juzga un tercer hombre implicado, que alquiló la furgoneta con la cual los atracadores "dieron el golpe", según ha declarado. Los tres son originarios del País Vasco.

Los hechos

El 25 de octubre de 2010 Estela Calduch, vecina de Sant Carles de la Ràpita y empleada de una sucursal del Banco Santander del barrio del Port de Cambrils, fallecía como consecuencia del disparo de un arma durante un atraco.

En 2015 se celebraba el primer juicio contra el entonces único sospechoso reconocido. El juez condenaba a  Manuel Amancio Álvarez, alias “el Bravo” a 25 años de cárcel como culpable de la joven cajera. 

Imagen de Manuel Amancio Álvarez durante el nuevo juicio. ACN

Ahora, la Audiencia de Tarragona ha iniciado el juicio contra el segundo atracador implicado en la muerte de Estela. El fiscal solicita para el acusado una pena de 24 años y 9 meses de prisión por el delito de asesinato, robo con intimidación y uso de arma en grado de tentativa y delito de tenencia ilícita de armas. 

Imagen de la sucursal bancaria de Cambrils. FOTO: DT

Un atraco con una víctima y sin botín

Los hechos ocurrieron a las 8.40 horas del día 25 de octubre de 2010. Según la acusación del juicio celebrado en 2015 contra Manuel Amancio Álvarez , los procesados (en aquel momento se desconocía la identidad del segundo atracador) se dirigieron a la oficina del Banco Santander situada en la calle Roger de Llúria de Cambrils.

Cuando ambos accedieron al interior, Manuel Amancio se dirigió a la zona de caja, donde se encontraba Estela. Entonces, sacó un arma de fuego, la introdujo en la bandeja metálica de la parte inferior el cristal de seguridad del mostrador de atención al público, e intimidó a la víctima exigiéndole que le diera el dinero.

Fue entonces cuando disparó el arma de fuego, hirió a la víctima y le causó la muerte. Finalmente, tras exigir que le abrieran la puerta, huyó junto a su compañero a las 8.45 horas, sin botín.

El arma utilizada era un revólver o una pistola de calibre 38 ó 35,7 milímetros, y el condenado no disponía de licencia para tenerla. 

Temas

Comentarios

Lea También